Despliega el menú
Aragón

La torre mudéjar de Lechago, en riesgo de derrumbre

Los últimos desprendimientos de ladrillos, que ponen en peligro a viandantes y vehículos, alertan del grave estado de esta estructura, declarada Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés

La torre mudéjar de Lechago, en riesgo de derrumbre
La torre mudéjar de Lechago, en riesgo de derrumbre
Calamocha TV

La torre de la iglesia de Santo Domingo de Silos se desdibuja día tras día de la silueta de edificios y casas que componen la localidad de Lechago, en la Comarca del Jiloca.  En los últimos días, nuevos desprendimientos -ya van unos cuantos- alertan del riesgo de derrumbe de la estructura, con el consiguiente peligro que representa para los vecinos de la localidad.

Unas fotografías publicadas este pasado fin de semana por Calamocha TV muestran los trozos de la torre que cayeron al suelo, y también sobre un vehículo aparcado junto a la iglesia. Los bomberos de la Diputación de Teruel y la Guardia Civil acudieron al lugar cuando los vecinos alertaron de los desprendimientos

Desde hace varios años, la asociación Amigos de Lechago denuncia el mal estado de este construcción, declarada como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, en 2002: “Nos preocupa y no poco,nuestra hermosa torre mudéjar, que se cae,que agoniza, que poco a poco ,ladrillo a ladrillo, va descendiendo de su altura para estrellarse contra el suelo. Primero fue uno de sus cuerpos ,después el reloj, después un ladrillo, luego una piedra…el deterioro es visible semana a semana”, denunciaban en febrero de 2016.

La torre mudéjar de Lechago, en riesgo de derrumbre

La asociación también lamentaba entonces la falta de respuesta por parte del Gobierno de Aragón tras la reunión mantenida el 1 de marzo con el director general de Patrimonio, Ignacio Escuín, a quien entregaron un dossier fotográfico sobre el estado de la torre, y los nuevos derrumbamientos que se habían producido hasta aquel momento.

Esta construcción del mudéjar aragonés, de época barroca, se erigió en el siglo XVII. Su estructura combina la piedra y el ladrillo, con elementos decorativos de tradición mudéjar y está formada por dos cuerpos: "el inferior de planta cuadrada, embutido en la fábrica del templo y de paramentos lisos sin ningún tipo de articulación; el superior de planta octogonal, recorrido en toda su altura por pilastras de esquina", según recoge el Gobierno de Aragón en su catálogo patrimonial.

Etiquetas
Comentarios