Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Más de 7.000 personas fueron diagnosticadas de cáncer el año pasado en Aragón

Zaragoza acoge el III Congreso de Personas con Cáncer y Familiares. Además de pacientes, asisten 13 entidades que luchan contra la patología.

Los lectores pueden enviar sus dudas sobre salud a Heraldo.es.
Más de 7.000 personas fueron diagnosticadas de cáncer el año pasado en Aragón
pixabay

Zaragoza acogerá un año más el III Congreso Aragonés de Personas con Cáncer y Familiares, que tiene como objetivo normalizar la enfermedad y convertirse en una "única voz" para reivindicar mejoras en su tratamiento. Más de 7.000 personas fueron diagnosticadas de cáncer el año pasado en la Comunidad.

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Aragón ha organizado hoy y mañana este encuentro en el Palacio de Congresos de Zaragoza al que está previsto que asistan unas mil personas, entre enfermos y ponentes. Además de las conferencias y mesas redondas programadas, se han preparado 27 talleres prácticos sobre diferentes aspectos que rodean la enfermedad.

El gerente de la Asociación Española contra el Cáncer en Aragón, Patxi García, ha explicado que el principal objetivo de este encuentro es poner el "foco" en enfermos y familiares, ya que ha reconocido  que la mayoría de encuentros están orientados a profesionales sanitarios e investigadores. Además, ha hecho hincapié en que uno de los grandes logros del congreso es reunir a representantes de hasta 13 entidades que luchan contra el cáncer. "Ponemos una única voz a todas las entidades, una voz coordinada y conjunta", asegura.

Así, el congreso servirá de plataforma para recordar algunas de las principales reivindicaciones de familiares y pacientes con cáncer, como la necesidad de que la administración destine los recursos necesarios para garantizar una detección precoz y reservar más dinero a la investigación. "Solo la investigación servirá para acabar con el cáncer en un futuro", ha destacado García.

Además, el gerente de AECC en Aragón ha asegurado que las entidades, los pacientes y sus familias deben trabajar de la mano para conseguir que los cuidados paliativos lleguen a todos los ciudadanos y que la cartera de servicios incluya la atención psicológica de los enfermos. "Las entidades se están haciendo cargo de lo que tendría que hacer la administración", censuró. Tampoco quiso olvidar otra de sus principales batallas: la instalación de aceleradores en Huesca y Teruel. En estos momentos, hay pacientes aragoneses que deben hacer hasta 9.000 kilómetros para recibir 30 sesiones de radioterapia. Solo hay aparatos en la capital aragonesa y tienen que viajar desde todos los puntos de la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios