Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Ruta junto al Huerva hasta el embalse de Las Torcas, en Tosos

Un sencillo recorrido desde la localidad zaragozana de Tosos, en Campo de Cariñeña, que discurre junto a las aguas del río Huerva.

Valle del Huerva y castillo de la Casaza en el camino al embalse de las Torcas.
Valle del Huerva y castillo de la Casaza en el camino al embalse de las Torcas.
Prames

Este recorrido parte desde la misma localidad de Tosos y discurre a través de un tramo del río Huerva rodeado de escarpes rocosos, bosque de ribera y pequeños cultivos de regadío, hasta llegar a la presa del embalse de las Torcas. A lo largo del recorrido podremos observar varias especies de rapaces rupícolas y, con suerte, algún rebaño de cabra montés.

La localidad de Tosos se encuentra junto a la orilla del río Huerva, rodeada por laderas cubiertas de pinares de repoblación, manchas de vegetación arbustiva mediterránea y -donde el suelo lo permite todavía- algunos bancales que acogen campos de almendros. En el paisaje destacan varios afloramientos rocosos como la peña Chiquita -justo encima del pueblo- y la peña Tajada -jalonando el río Huerva-.

Partiremos de la iglesia parroquial de Santa María. En primer lugar, ascenderemos por la pista que se dirige al embalse. Poco después, la pista desciende para atravesar un barranco y luego continúa ascendiendo ligeramente hasta aproximarse al castillo de la Casaza, al que llegaremos abandonando la pista. Este altozano sobre el Huerva todavía conserva su torreón medieval, que se alza prominente desde la parte superior de un cortado rocoso. Desde aquí, contemplaremos bajo nosotros los sotos, huertas y cortados rocosos que rodean al río.

Divisamos un complicado relieve que constituye el hábitat apropiado para especies como el águila-azor perdicera, el búho real y la cabra montés, cabra salvaje que se puede considerar un recién llegado a estos parajes, puesto que diferentes grupos de estos animales han colonizado progresivamente una buena parte de los ambientes rocosos del río Huerva durante los últimos años.

A la derecha del torreón cogeremos una senda que cruza un pequeño barranco y, con precaución, descenderemos al río Huerva. Una vez en el río lo remontaremos hasta llegar a una pasarela, que cruzaremos posteriormente para volver a Tosos. Ahora seguimos remontando el cauce, pasando por los cortados rocosos rojizos donde anida el buitre leonado, el alimoche y algunas parejas de vencejo real. En invierno, mirando bien las paredes verticales, se puede observar con paciencia y algo de suerte al inquieto treparriscos. La vegetación arbustiva dominante de las laderas despejadas la constituye el romero, que durante la floración en primavera y otoño da lugar a una explosión de las poblaciones de insectos.

Por este camino llegaremos a la base de la presa, la cual culminaremos subiendo por el camino a la derecha que enlaza con la pista que viene de Tosos y que abandonamos anteriormente a la altura del castillo de la Casaza. Antes de llegar a la misma presa, pasaremos cerca de los edificios del embalse y por el interior de un túnel.

Pescadores en las orillas

El embalse fue construido en el año 1945, aunque fue ampliado posteriormente y sus obras terminaron en 1973. En las orillas podremos observar a pescadores tratando de capturar alguna perca americana o 'black bass', carpas y las escasas truchas arcoiris. En los pasos migratorios pueden verse algunas especies de ánades y el vuelo del águila pescadora.

Una vez en la presa también podemos acercarnos al área recreativa de Valdemanzano, un pequeño barranco o val que representa un oasis de frescor durante el verano, con un extenso encinar rodeado de algunos quejigos.

Para regresar a Tosos volveremos a bajar a la base de la presa para retornar nuevamente a la pasarela mencionada. La cruzaremos y continuaremos por el sendero de la margen derecha del río.

Hace unos 20 años este soto estaba compuesto principalmente por olmos de gran porte, pero por desgracia fueron diezmados por la enfermedad de la grafiosis. Hoy pueden observarse, además de sauces, algunos chopos cabeceros. En un determinado tramo pasaremos con cuidado unas losas de roca con cierta inclinación. Después de pasar a la altura del castillo de la Casaza encontraremos un camino agrícola -con ancho para vehículos- que poco después deja la orilla del cauce y asciende para llegar a un cruce en el que tomaremos el camino de la izquierda, el cual nos llevará a la peña Tajada, que será como una puerta de entrada a las huertas cercanas al pueblo de Tosos y al tramo final de este recorrido. Siguiendo el camino se alcanza el puente sobre río Huerva, ya en el casco urbano del pueblo.

DATOS ÚTILES

Desnivel: 70 m.

Duración: 3 o 4 horas, en función de las paradas realizadas (ida y vuelta).

Dificultad: fácil.

Texto extraído de: Fernando Tallada (coord.), 'Campo de Cariñena' (col. Red Natural de Aragón, 25), Gobierno de Aragón.

Consejos: en algunos tramos, el sendero no está bien definido, por lo que deberemos improvisar la trayectoria.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios