Aragón

Novecientos militares expertos en explosivos entrenan en San Gregorio

Efectivos de doce países participan en el ejercicio Euretex 18 para reforzar su interoperatividad y neutralizar artefactos improvisados o ataques químicos.

Un perro con una cámara colgada ha descubierto un explosivo en un vagón en la estación ferroviaria de San Gregorio
Francisco Jiménez

Mientras la OTAN se despliega en Noruega en el Trident Juncture 2018 (que se celebró en Zaragoza en 2015) para defender a un miembro de la Alianza Atlántica atacado, doce países intervienen en el Euretex 18 en el campo de San Gregorio para combatir juntos todo tipo de artefactos explosivos improvisados (conocidos como IED en inglés) hasta un laboratorio que prepara ataques químicos o biológicos. El Eurocuerpo, integrado como miembros permanentes por Alemania, España, Bélgica y Francia, ha invitado a Zaragoza a participantes de Grecia, Hungría, Gran Bretaña, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Estados Unidos.

El teniente general del Eurocuerpo Jürgen Weight destacó ayer que el Euretex 2018, que se celebran cada dos años desde 1994, "es una oportunidad para entrenar todos juntos" y "prepararse para pelear y ganar la batalla". Agregó que ha sido un "ejercicio único y singular" porque han llegado 900 militares desde doce países hasta Zaragoza, dentro de la perspectiva de la OTAN.

El Euretex reunió a militares de Ingenieros, expertos en NBQ, en guerra química o biológica y en desactivación de explosivos, así como geógrafos, meteorólogos y oceanógrafos. Un equipo de buceadores se trasladó al pantano de Grado para su ejercicio.

"Ha sido un gran éxito, pero no solo por lo de hoy sino por los once días que llevamos aquí", recalcó el teniente general jefe de Eurocuerpo. "Todos los militares han querido estar en España por una buena planificación de la organización y el buen tiempo. Celebraremos el próximo en 2020 en Bélgica", concluyó.

Liderado por los ingenieros

El Mando de Ingenieros lideró la participación de los 250 militares españoles en las maniobras y la planificación nacional, además de coordinar la llegada de los militares de los otros once países. El general Juan Manuel Broncano, jefe del Mando de Ingenieros desde marzo, asumió ayer que estas maniobras han sido "un reto" al presentarse más complejas que otros años por la cantidad de participantes y países.

"Se lleva preparando hace un año y no se improvisa. Requiere un esfuerzo de coordinación tanto a nivel nacional como en el Eurocuerpo, un apoyo logístico y de seguridad para que todo fluya correctamente", señaló Broncano.

El objetivo del ejercicio es "el conocimiento mutuo de los países que buscan una mejor interoperabilidad" en acciones conjuntas, detalló el jefe de Ingenieros. "Permite que varias fuerzas de distintos países trabajen juntas en eficacia para ganar los combates", apuntó el general Broncano.

Pero en cuanto al refuerzo del Eurocuerpo defendido por varios políticos, los militares no se pronunciaron sobre esa necesidad y señalaron que es cuestión de los dirigentes de la Unión Europea.

Los militares realizaron varios muestras para altos mandos de los ejércitos que se centraron en varios trenes en la estación ferroviaria de San Gregorio. El teniente general Francisco Gan Pampols, jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, fue uno de los invitados.

Perros adiestrados y robots dirigidos desde tablets realizaron diferentes actuaciones para detectar explosivos en vagones de tren y se mostró un laboratorio químico que crea gas mostaza o hiperatita. También se mostraron vehículos españoles desarrollados contra explosivos como el Vamtac, el RG31 y el Haskin y otros procedentes de Alemania.

Militares de los doce países acudieron al Día de la Industria organizado por el Ministerio de Defensa, donde se hizo una exhibición de veinte empresas, cuatro de ellas de Aragón (Arpa, Yuma, Proytesa e Hispano Vema).

Etiquetas
Comentarios