Despliega el menú
Aragón

La DGA solo gasta un 21% de las ayudas para los cuidadores

Broto señala que hay únicamente 142 peticiones y recibe críticas de los partidos, salvo PSOE y CHA.

El IASS crea ocho nuevos puestos en la plantilla fija de valoradores de personas dependientes
El IASS crea ocho nuevos puestos en la plantilla fija de valoradores de personas dependientes
Gobierno de Aragón

La consejera de Ciudadanía y de Derechos Sociales, Mariví Broto, confirmó en las Cortes de Aragón que solo ha gastado poco más de 400.000 euros de los 2 millones presupuestados este año para subvencionar las cuotas de la Seguridad Social de los cuidadores de dependientes. Broto explicó que el hecho de que solo haya gastado un 21% de la partida no responde a una política de recortes, sino al hecho de que únicamente ha recibido 142 peticiones y 8 de ellas ni siquiera cumplían los requisitos requeridos en la orden autonómica.

La explicación no le libró de las críticas de los partidos, salvo del PSOE y CHA, aunque la oposición también se enzarzó en críticas cruzadas a cuenta de la dependencia en la comparecencia de la consejera, solicitada por Podemos.

Broto no tuvo ningún reparó de pasar al ataque al acusar a la formación morada de querer obtener "rédito electoral" con la dependencia pese a los esfuerzos de la DGA por aumentar la cobertura. En este sentido, defendió que la convocatoria de ayudas es por concurrencia competitiva y requiere a los beneficiarios estar afiliados a la Seguridad Social, lo que imposibilita a muchos cuidadores a acceder a las ayudas. Además, justificó el escaso número de peticiones en la ampliación de la cobertura de servicios para los dependientes. Tampoco se libró el PP, al que volvió a recordar el "brutal recorte" que hizo en esta materia hace seis años, en plena crisis.

La diputada de Podemos Amparo Bella aludió a la retención de crédito de 1 millón de euros en la partida de ayudas para los cuidadores y lamentó que poco más de un 2% de los no profesionales han podido acceder a las ayudas previstas tras pactar su concesión con el Gobierno PSOE-CHA.

El resto de partidos protagonizaron críticas cruzadas. Ana Marín (PP) censuró que se metan con su formación cuando ha sido el que ha hecho posible con sus políticas que ahora se pueda destinar dinero; Elena Allué (PAR) lamentó el "paripé" entre Podemos y PSOE tras recordar que hay avances en dependencia porque la DGA dispone de 1.300 millones adicionales y Desireé Pescador (C’s) tildó de "parche" la labor de Broto y cuestionó una comparecencia que, a su juicio, solo buscaba sacar "rédito político".

Negativa a dar información

Tras el rifirrafe, en la misma comisión de Ciudadanía, los partidos de la izquierda recompusieron su alianza y votaron en contra de una moción del PAR por la que se solicitaba a la DGA que facilitara a las Cortes en un plazo de 15 días el plan de retorno joven que aprobó el Consejo de Gobierno hace dos semanas, además de especificar las partidas para financiar su puesta en marcha.

Etiquetas
Comentarios