Aragón

Heraldo Saludable

El nuevo acelerador del Clínico tratará a unos 700 pacientes al año

Este equipo permite definir con exactitud el volumen a tratar y administrar dosis más altas sobre el tumor.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, asiste a la presentación de la puesta en marcha del nuevo acelerador lineal del Hospital Clínico, junto con la consejera de Sanidad, Pilar Ventura y el gerente del Sector, Ignacio Barrasa.
El presidente de Aragón, Javier Lambán, asiste a la presentación de la puesta en marcha del nuevo acelerador lineal del Hospital Clínico, junto con la consejera de Sanidad, Pilar Ventura y el gerente del Sector, Ignacio Barrasa.
DGA

El nuevo acelerador lineal del Hospital Clínico de Zaragoza permitirá tratar al año de 600 a 700 pacientes, quienes precisarán además menos sesiones y sufrirán menos efectos secundarios.

Así lo ha señalado a los medios el jefe del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Clínico, Martín Tejedor, con motivo de la visita que este jueves han realizado al servicio el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Pilar Ventura.

Este acelerador es el primer equipo para el tratamiento del cáncer de Aragón que dispone de la tecnología denominada Arcoterapia Volumétrica, además de Radioterapia Guiada por la Imagen, lo que supone que lleva integrado un sistema similar a un TAC para realizar imágenes previas a la radiación, asegurando milimétricamente la posición adecuada para cada paciente.

Esto permite definir con gran exactitud el volumen a tratar y administrar dosis más altas de radiación sobre el tumor, aumentando las posibilidades de curación y disminuyendo las dosis de radiación sobre los órganos sanos, reduciendo así los efectos secundarios tanto agudos o crónicos.

"El paciente no lo va a notar salvo en el número de viajes" ha explicado Tejedor quien ha puesto como ejemplo que si antes un paciente con cáncer de próstata necesitaba cuarenta sesiones ahora necesitará veinte o veintidós.

La puesta en marcha de este acelerador está siendo progresiva y acompasada a la formación del personal y, cuando esté a pleno rendimiento, previsiblemente a finales de noviembre, podrá tratar de 550 a 700 pacientes nuevos al año, dependiendo de la complejidad de las técnicas que se administren.

En estos momentos, según Tejedor, ya se tratan once pacientes por la mañana y ocho por la tarde. No obstante, Tejedor ha reconocido que hasta que Aragón no cuente con seis equipos estará "por debajo de las recomendaciones" y podrá generar problemas de demora cuando algunos de los tres más viejos sufran alguna avería.

En este sentido, la consejera ha anunciado que ya se ha adquirido un segundo acelerador que se espera esté instalado a finales de este año o principios de 2019 y la previsión de adquirir otro nuevo para el Hospital Miguel Servet en los primeros meses de 2019, con los que se alcanzarán los seis equipos, tres de ellos nuevos.

Estos aceleradores están incluidos en los 37,8 millones de euros que en nueva tecnología invertirá el Ejecutivo autonómico en la actual legislatura, diez de ellos fruto del convenio con la Fundación Amancio Ortega.

Este equipamiento se completa con seis nuevas resonancias magnéticas, un TAC para el Hospital de Jaca, 10 nuevos mamógrafos, una Gammacámara (SPECT-TAC), que ya está en funcionamiento en el Servet, y un PET-TAC para el Clínico, el primero en un hospital público aragonés y que se prevé que entre en funcionamiento en el primer trimestre de 2019, una vez ejecutadas las obras de adaptación necesarias para su montaje.

El presidente del Gobierno de Aragón ha destacado que “Aragón cuenta con un elenco de profesionales de la sanidad absolutamente excepcional, gracias a lo cual nuestra Comunidad Autónoma figura siempre a la cabeza en calidad del servicio que se presta a los ciudadanos”.

Ha añadido que, desde el inicio de esta legislatura, el Gobierno de Aragón se propuso mejorar las condiciones de la plantilla sanitaria y revertir tendencias a la privatización, “como se iba a hacer en el hospital de Alcañiz”, pero también, mejorar las infraestructuras con dos grandes actuaciones como los hospitales de Alcañiz y Teruel, la construcción de nuevos centros de salud y adecuación de otros y la mejora de las plantillas de personal sanitario.

Se trata, ha dicho, de "una inversión importante" en la que espera poder seguir profundizando y por eso espera poder sacar adelante unos nuevos presupuestos en 2019.

Etiquetas
Comentarios