Despliega el menú
Aragón

El cliente se convierte en agricultor

Auchan Retail ofrece en un supermercado madrileño la posibilidad de cosechar lechugas de cultivos hidropónicos. Se prevé extender la experiencia a otros centros.

Expositor de Alcampo en Leganés (Madrid) en el que se ofrecen «lechugas vivas».
Expositor de Alcampo en Leganés (Madrid) en el que se ofrecen «lechugas vivas».
Auchan Retail

No es ninguna novedad consumir alimentos que han crecido en un cultivo hidropónico, es decir, aquel que prescinde totalmente de la tierra y que ‘funciona’ con las raíces en suspensión y con soportes variados que pueden ir desde la corteza, hasta la grava o la espuma, acompañados, por supuesto, por agua que contiene a su vez los nutrientes necesarios para que los cultivos prosperen.

Lo novedoso es que el consumidor pueda encontrarlos en el supermercado (no el alimento, sino el cultivo). Es lo que ha comenzado a hacer la cadena de distribución Auchan Retail, que ha incorporado en uno de sus hipermercados Alcampo en Madrid un surtido de «lechugas vivas flotantes», en palabras de los representantes de la compañía. Una iniciativa que no solo permite comprar el producto en el momento de su máxima frescura, sino que además permite que el cliente se convierta (por un momento) en agricultor y sea él mismo quien realice la recolección de la verdura.

Trocadero verde y roja, lollo verde y roja y batavia verde son las variedades de lechuga que oferta Auchan y que hasta el momento de la compra mantienen sus raíces en contacto directo con agua con nutrientes «gracias al innovador sistema de cultivo hidropónico, que se realiza gracias a la utilización de balsas flotantes sobre mesas inundables», explican desde la compañía. Unas balsas flotantes, con capacidad para 40 lechugas vivas, que reproducen en el hipermercado el mismo hábitat de un invernadero.

Así que ante esta nueva oferta, los clientes pueden recolectar la lechuga que prefieran. Solo tienen que depositarla en un envase de cartón que está a su disposición en el expositor en el se ofrece el producto y llevárselo, recién cosechado, a su casa. Y una vez allí puede consumirla al momento o reservarla -con agua, eso sí- en el frigorífico o un lugar fresco, «ya que estas lechugas aseguran una larga conservación», detallan desde la cadena de distribución, que matiza que su crecimiento incluso se puede prolongar 15 días más tras su retirada de las balsas flotantes.

De momento, de esta novedad solo pueden disfrutar los consumidores madrileño, pero desde la cadena de distribución explican que se trata de una experiencia que podría ir extendiéndose por los establecimientos que la compañía tiene por España, incluida la comunidad aragonesa donde cuenta con una importante presencia. «En función de cómo vaya respondiendo la demanda se ampliará a otros centros, pero en estos momentos no disponemos de un calendario cerrado al respecto», matizan desde la firma.

Auchan Retail España, que cuenta con 357 centros: (61 hipermercados y 296 supermercados) y una plantilla superior a los 20.000 trabajadores, tiene fuertes vínculos en Aragón, ya que el grupo integra a Supermercados Simply (Sabeco) que hunde sus raíces en la comunidad autónoma donde tiene su sede central.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios