Aragón
Suscríbete

Fomento retrasa las obras del tren de Teruel y la DGA critica la falta de compromiso

ADIF alarga otro año, hasta 2023, el calendario de reforma y electrificación de la línea Zaragoza-Sagunto. Soro no admitirá "migajas" y exige un corredor de altas prestaciones.

Representantes de Aragón y Valencia se han reunido este martes con el ADIF para repasar las obras.
Representantes de Aragón y Valencia se han reunido este martes con el ADIF para repasar las obras.
Enrique Cidoncha

El Ministerio de Fomento acaba de retrasar otro año, hasta 2023, la finalización de las obras de mejora y electrificación de la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto. Así consta en el nuevo cronograma que la presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), Isabel Pardo, ha presentado este martes a los representantes de Aragón y Valencia en la comisión de seguimiento de los trabajos, celebrada en sede del ADIF en Madrid.

Sus explicaciones han provocado la indignación del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, quien ha avisado de que no piensa conformarse con "migajas" y ha censurado la falta de un compromiso real por parte del Gobierno de Pedro Sánchez para impulsar la línea de altas prestaciones que reclamaron miles de aragoneses y valencianos en la manifestación del pasado 8 de octubre. Por ello, ha adelantado que se pondrá en contacto con el Ejecutivo de Ximo Puig con el fin de urgir una reunión al Ministerio de Fomento para exigir plazos y fondos para lograr un "ferrocarril del siglo XXI".

En la comisión de seguimiento de las obras se ha constatado que la inversión comprometida se mantiene en 386,8 millones de euros, de los que solo se han ejecutado hasta el momento 15,7 millones, un 4%. Si hace un año, con el Gobierno del PP, se estimaba que la modernización de la línea estaría lista en el primer trimestre de 2022, ahora el Gobierno del PSOE alarga la puesta en servicio hasta 2023. La razón esgrimida, los mismos plazos de tramitación ambiental que regían entonces.

La reunión se ha alargado dos horas y no ha servido para avanzar un ápice en las aspiraciones de Aragón y Valencia de lanzar los planes de conversión de la vía de Teruel en un corredor de altas prestaciones. «Ha sido muy decepcionante», ha dicho Soro.

Al mismo tiempo, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reafirmaba en el Senado su compromiso con las inversiones en Cataluña, con una inyección extra de 759 millones. Y recordó las bonificaciones en la AP-7 y en la AP-2 sufragadas con fondo estatales que entraron en vigor en septiembre, mientras en Aragón sigue a la espera de que se apliquen pese a la aprobación de una enmienda, a iniciativa del PAR, de 10 millones.

Los responsables del ADIF han repasado el estado de tramitación en la línea de Teruel y han recordado, como hicieron antes de la masiva manifestación, las licitaciones previstas, por un importe de 65 millones, antes de fin de año. Se trata de actuaciones para la renovación y adecuación de la línea para el tráfico de mercancías, incluida la sustitución de 106.000 traviesas y 40 kilómetros de raíles, que ya van con retraso porque deberían haber salido a concurso a principios de año, según se comprometió el ADIF en octubre de 2017. Además, completará la licitación de los apartaderos de 750 metros previstos para que se puedan cruzar los trenes a lo largo de la línea. En verano sacó a concurso cuatro y ahora hará lo propio con los restantes, que se demoraron por cuestiones ambientales.

Lo que no dará tiempo es a ejecutar obras a pesar de que el Gobierno presupuestó para este año 68 millones para la renovación de las vías de Teruel y Canfranc. La Intervención General del Estado certificó que el primer semestre solo se ejecutó 1 millón, por lo que Aragón perderá este dinero comprometido.

El consejero de Vertebración ha lamentado que ni los compromisos del presidente Sánchez, y del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con el corredor de altas prestaciones ni la reciente manifestación de Valencia han servido para lograr un cambio real en la postura del Gobierno socialista respecto al del PP. "Queremos pasos de verdad, no migajas", ha insistido.

Soro ha reclamado en la reunión la doble vía electrificada, la mejora del trazado para reducir pendientes y radios de giro, la alta velocidad en los puertos de Paniza y Cuencabuena y uso mixto de mercancías y viajeros. "No se puede aceptar que el resto de corredores sean como autopistas y la vía entre Zaragoza y Sagunto, una carretera comarcal", ha sentenciado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión