Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Salir a buscar setas y no perderse en el intento

Con la llegada del otoño proliferan las deseadas setas y, con ellas, los rescates por desorientaciones y extravíos. Conviene tomar algunas precauciones para evitarlos.

Salir al monte a buscar setas puede convertirse en algo muy peligroso si nos desorientamos y perdemos.
Salir al monte a buscar setas puede convertirse en algo muy peligroso si nos desorientamos y perdemos.
Marta Ferrer/Montaña Segura

Los rescates en el monte de personas que han salido a buscar setas es un tema que suele pasar desapercibido, y sin embargo, constituye la principal problemática en muchas zonas de montaña en esta época otoñal. Vamos a repasar algunos consejos para volver al coche en tiempo, sanos y salvos.

El rescate de una persona perdida en el interior de un bosque, donde no existen trazas de sendas o caminos y todo parece uniforme, puede resultar tan complicado o más de resolver que uno en alta montaña. Al ir avanzando por un bosque cerrado, con la mirada puesta en el suelo, es fácil perder el contacto visual con puntos de referencia. En otoño las condiciones meteorológicas pueden ser muy cambiantes, las horas de luz menguan y puede ocurrir que no conozcamos bien el terreno, factores determinantes para provocar un extravío con consecuencias indeseadas. Una vez más debemos apelar a la responsabilidad de cada uno para garantizar un día de campo sin necesidad de activar los servicios del 112.

Para que todo vaya bien conviene seguir algunas recomendaciones que todo setero (también senderista o aficionado a la fotografía) debería tener en cuenta a la hora de internarse en estos bosques otoñales. En primer lugar, no salgas solo, intenta ir acompañado y, a ser posible, por gente que conozca bien la zona. Antes de salir, deja dicho a alguien el área a la que vas, el coche que llevas y cuándo calculas que vas a volver. Planifica bien la actividad, seleccionando un itinerario acorde con tu conocimiento del terreno y tus condiciones físicas y las de quienes te acompañen. Valora la predicción meteorológica para la fecha elegida.

Mapa, móvil, GPS

Como en toda salida al medio natural, un buen mapa de la zona, actualizado y con detalle de pistas y caminos te puede ser de gran ayuda. Lo ideal es que sea de escala 1:25.000, o 1:40.000. Durante toda la salida, mantendremos claras en nuestra memoria las referencias de los límites entre los que nos vamos a mover. Hay que estar muy al tanto de si cruzamos uno de esos límites (un barranco, una pista o carretera, una cresta, un cortafuegos…).

También hay que llevar consigo siempre el teléfono móvil, bien cargado o con batería de repuesto, y recordar que al tener un 'smartphone' tenemos también un GPS. Otros elementos importantes son una pequeña linterna y un silbato, que pueden resultarnos de gran ayuda para alertar a los rescatadores si nos vemos en la situación. Igualmente, vestir ropa adecuada, preferiblemente de colores vivos, impermeable y botas de montaña.

Llevar agua y algo de comida como frutos secos, fruta o chocolate nos permitirá reponer fuerzas si la salida se prolonga más de lo previsto. En cualquier caso, no hay que apurar el tiempo de la actividad, programarnos siempre para regresar al punto de partida con un buen margen de horas de luz. Un cálculo prudente puede ser terminar al menos dos horas antes de que anochezca.

Existen algunas aplicaciones gratuitas para móviles que nos ayudarán a encontrar el punto donde dejaste tu vehículo o donde iniciaste la recolección. Instálate alguna de ellas en el móvil.

A pesar de seguir estas recomendaciones, si algo no sale bien y necesitamos llamar a los grupos de rescate, intentaremos enviar las coordenadas de nuestra posición a través del teléfono móvil. De esta manera se agilizará nuestra localización. Encontrarás más información y un folleto específico aquí.

Disfruta del monte, de las setas y de los bosques, pero… ¡hazlo con seguridad!

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios