Aragón

Mercedes Ortín: "Los médicos cobran lo mismo por las guardias que en 2007"

Sustituye a Lorenzo Arracó al frente de la secretaría general del sindicato CesmAragón. Su principal reto será  el de mejorar las condiciones económicas y laborales de los profesionales sanitarios.

Mercedes Ortín quiere mejorar las condiciones económicas y laborales de los médicos.
Raquel Labodía

Asume un gran reto como secretaria general de CesmAragón en un momento muy convulso y con una amenaza de huelga sobre la mesa. ¿Cómo se plantea estos meses?

Con mucha ilusión y optimismo. Pero también desde la realidad. Tenemos que afrontar que es el tiempo de la acción. Ha sido una legislatura donde no hemos conseguido las mejoras de condiciones de trabajo y económicas que nos propusimos. Ahora es tiempo de actuar.

¿Cree que hay motivos suficientes para protestar?

Vemos motivos suficientes para salirnos del marco de negociación colectiva y plantear lo que nosotros queremos. Por eso, hemos escrito una carta a la consejera solicitándole una reunión. Hace unos meses le escribimos al presidente de Aragón, pero no nos ha contestado. Nuestro interés es empezar a negociar y si obtenemos un no, tenemos una graduación de acciones antes de llegar a la huelga.

¿Se dan de plazo hasta final de año?

En principio, sí.

¿Qué opina del cambio de consejero y los relevos en el Departamento de Sanidad?

Lo vemos como una continuidad. Queremos entablar un diálogo con la consejería de Sanidad,ya que hay una serie de negociaciones previstas en la Mesa Sectorial de Sanidad, pero necesitamos romper ese encorsetamiento de negociación donde la administración va marcando el ritmo. Evidentemente, en un contexto de restricciones, algunas impuestas desde Madrid, no nos van a venir con una oferta que vaya a suponer un desembolso económico.

Pero ustedes piden mejoras económicas, ¿no?

Tenemos organizado el plano del empleo, que es importante, y el marco de contratación de facultativos, por lo que ahora nos toca recuperar y mejorar otra serie de conceptos, entre los que están los retributivos y de promoción profesional.

¿Cuáles en concreto?

En el ámbito estatal, queremos recuperar el recorte de las pagas extras. Nos ha supuesto una disminución de poder adquisitivo del 41,1%. Además, en el año 2012, la jornada de 35 horas pasó a 37,5 que también originó una merma económica. Por contra, ha habido unos incrementos de IRPF, entre un 2,5 y un 4. Estimamos un recorte total de un 20% desde 2010.

Pero sus pretensiones también se centran en la hora de guardia.

Los médicos aragoneses estamos cobrando el mismo precio de guardia que hace 11 años. Además, hubo un porcentaje de los incrementos retributivos que no llegó a aplicarse. Queremos ensalzar la Atención Continuada, que se nos pague mejor y reivindicar que hay que cuidar al que te cuida, como por ejemplo que se tengan asegurados todos los descansos...

¿Cómo estamos respecto a otras comunidades?

En este ámbito, cada Comunidad negocia la Atención Continuada, pero por ejemplo en ninguna se está cotizando por estas cuantías. Queremos cotizarlas igual que los bomberos y los policías y que se tengan en cuenta a efectos de jubilación. CesmAragón propone una jubilación flexible entre los 60 y 70. Aspiramos a que si un médico quiere jubilarse a los 60, no tenga una merma de poder adquisitivo.

Pero en un contexto de déficit de facultativos, ¿sería factible que se jubilaran a los 60?

Es verdad que lo vemos difícil, pero es verdad que tampoco tenemos contratos de relevo. Igual de los 60 a los 65 un médico podría hacer un 50% de jornada y un relevista hacer la otra mitad. Son formatos para flexibilizar la jubilación. Muchos médicos querrían y no pueden jubilarse.

¿Qué opina de la falta de médicos para cubrir determinados puestos?

La falta de médicos es un problema. Y también lo es atraer a médicos a sitios alejados de Zaragoza, porque nuestra propia distribución poblacional es la que es. La mayoría de aragoneses vivimos en Zaragoza.

¿Qué medidas se pueden tomar?

Hay medidas que exceden al ámbito autonómico, tendría que adecuarse la formación de aquellas especialidades deficitarias. En el ámbito autonómico, hay un documento de periféricos que no se está cumpliendo. Hemos estado un año y medio con ese documento en un cajón. Solo se está aplicando en el ámbito de la puntuación de baremos y en nada más.

¿Qué le diría a aquellos que les reprochan que no se mueven por comodidad?

Ningún residente de Zaragoza capital que trabaje en educación, en sanidad o en los cuerpos de seguridad quiere estar lejos de su lugar de trabajo, de sus hijos o de sus padres. Todos tenemos que conciliar la vida familiar y laboral. Si hay garantía de movilidad, el profesional se va a ir a un puesto de difícil cobertura. Pero, además, hay que hacerle apetecibles esas plazas, incentivarlas.

El Supremo ha declarado nulas las jubilaciones forzosas. ¿Se sienten satisfechos?

Fue un acto de recorte económico a corto plazo y sin grandes miras. Fuimos el único sindicato de la Mesa Sectorial que nos opusimos y luchamos por los compañeros afectados.

A pocos meses de terminar la legislatura, ¿qué nota le pondría al Departamento de Sanidad?

Para ser justa, en la estabilidad en el empleo hay que ponerle un ocho, pero en el resto de las pretensiones, un dos. Estamos acostumbrados a pelear todas las legislaturas. El anterior Gobierno nos dejó bastante mal. A partir de ahí, entramos en un bucle de contexto de crisis, techos de gasto y recortes y ahí se ha quedado la cosa. El actual Ejecutivo no nos ha agredido directamente, pero no hemos recuperado nada.

Hay mucha gente que no entienden sus protestas y les consideran privilegiados.

En ámbitos de la función pública aragonesa es muy comentado, pero para nada. No sé en lo que se fijan cuando hacen estos comentarios.Creo que miran los conceptos retributivos que no tienen, pero no se dan cuenta que ellos tienen otros conceptos retributivos de los que los médicos no disfrutamos. No se debe comparar lo incomparable.

El Gobierno de Aragón asegura que se ha acabado con el desmantelamiento del estado de bienestar, ¿cómo ve el sistema sanitario?

Queda mucho por hacer. El problema del sistema sanitario son los vaivenes, los cambios de Gobierno, no ser capaces de hacer un pacto por la Sanidad... Hay que salvar la sanidad y la educación de todos los vaivenes políticos. El problema del sistema sanitario son sus gestores. Está muy politizado. Cada Gobierno viene con ocurrencias que perjudican a los profesionales sanitarios.

Etiquetas
Comentarios