Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las oenegés, a favor de subir los impuestos para aumentar el gasto social

Las asociaciones que trabajan con los colectivos más vulnerables alertan de que tener empleo ya no garantiza la inclusión

Una mujer pide limosna en la puerta de un supermercado de Huesca
Una mujer pide limosna en la puerta de un supermercado de Huesca
HERALDO

La Red Aragonesa de Entidades Sociales –que engloba a 52 organizaciones que trabajan con los colectivos más vulnerables– defendió ayer la necesidad de aumentar la presión fiscal para poder destinar más dinero a gasto social: educación, salud, desempleo, vivienda, vejez, etcétera.

Durante la presentación de las conclusiones de las VI jornadas ‘El Aragón que queremos’, el presidente de la Red, Daniel Gimeno, matizó que, aun partiendo de la base de que este incremento "es la solución", no puede ser una subida «en términos absolutos, sino progresivos. No se pueden subir los impuestos a aquellos que ya soportan la mayor carga".

En este sentido, Marisa Esteve, miembro de la Asociación, apuntó la necesidad de aumentar las inspecciones para reducir, si no acabar, con el fraude fiscal,  "ya que en España –recordó–, la economía sumergida ronda el 20%-25%".

Un mayor control de estas bolsas de fraude, explicó, haría innecesario aumentar los impuestos y liberaría recursos para destinarlos a gasto social.

De manera general, los representantes de la Red Aragonesa de Entidades Sociales señalaron que atendiendo a los datos macroeconómicos, tanto el país como la Comunidad están saliendo de la crisis,  "pero esta mejoría no ha llegado a todo el mundo. Los niveles de desempleo no se han recuperado y los datos de paro siguen siendo preocupantes", afirmó Gimeno, que también mencionó la "inquietud" que existe entre las asociaciones de acción social por el aumento de la desigualdad que está dejando la crisis en la Comunidad.

En cuanto a propuestas concretas, en el terreno del empleo Esteve mencionó la necesidad de crear puestos de trabajo estables y de calidad, elevar las rentas de los hogares y adecuar las cualificaciones profesionales a las nuevas demandas, entre otras.

En este campo, señaló que, en este momento, "tener un empleo ya no es sinónimo de integración" y mencionó el fenómeno creciente del trabajador pobre.

"Si los empleados no tienen un salario y unas condiciones dignas –afirmó–, trabajar no garantiza la inclusión".

Otras propuestas que salieron a lo largo de la jornada hicieron referencia a la vivienda: aumentar el porcentaje de pisos sociales y poner en el mercado de alquiler los inmuebles vacíos fueron algunas de las medidas que defendieron desde las asociaciones de acción social.

En cuanto a programas de lucha contra la pobreza, hicieron hincapié en la necesidad de que se apruebe la ley de la Renta Social Básica.

"Es la medida que más urge, pues ayudaría a más personas que el Ingreso Aragonés de Inserción, ya que, en este momento, hay colectivos que se quedan fuera", apuntó Gimeno. Incidir en la protección a la dependencia y en dar una especial atención a los hogares monoparentales fueron otras propuestas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión