Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

A por el sueño americano

Más de 200 tiendas de diferentes cadenas alimenticias estadounidenses venden el aceite turolense Mis Raíces que también se puede adquirir a través de Amazon España.

Víctor Moreno en una de sus últimas presentaciones de aceite.
Víctor Moreno en una de sus últimas presentaciones de aceite.
M.R.

Salt Lake City, la capital del estado de Utah, uno de los cincuenta que conforman los Estados Unidos, ha sido, esta misma semana, la última escala en la hoja de ruta de presentación del aceite turolense Mis Raíces, un proyecto que surgió en 2016 y que aspira a convertirse en un referente dentro del exigente mercado americano, donde exportan la práctica totalidad de este oro líquido, más de 11.000 botellas en los últimos dos años.

Un aceite que es el resultado del proyecto de internacionalización conjunto impulsado por Albarizas Olive Oil, que se encarga de la estrategia de exportación y márquetin, con la colaboración de la almazara Aceites Impelte del Bajo Martín, de la D. O. P. Aceite del Bajo Aragón, y que gracias al tesón de Víctor Moreno, CEO de la marca, se fue abriendo paso poco a poco en Estados Unidos, lugar que él conocía por razones laborales.

En este país, Mis Raíces se puede adquirir ya en las 159 tiendas de la cadena The Fresh Market; los 52 establecimientos de Whole Foods, en la costa este; y las 15 tiendas de Fairway, en el área de Nueva York. Establecimientos a los que hay que sumar las 10 sucursales que la cadena de alimentación gourmet Central Market posee en Texas.

Envasado por la empresa Aceites Impelte del Bajo Martín, Mis Raíces es fruto del trabajo conjunto de Víctor Moreno y del consultor David Neuman, que unieron sus esfuerzos hace dos años para sacar al mercado un aceite de calidad que se obtiene mayoritariamente de la variedad empeltre.

«En mi familia siempre ha habido una gran tradición olivarera. Mi abuelo invirtió todos sus ahorros en plantar olivos y era tradición familiar ir a recoger los frutos en los meses de noviembre y diciembre. Con el paso de los años, fui yo quien decidió tomar la riendas de este negocio porque me di cuenta de que nosotros producíamos el aceite de calidad y luego venían comercializadores de otros lugares, sobre todo italianos, que se encargaban de construir una imagen y venderlo bonito gracias a sus logradas campañas de promoción», indica.

Él era un experto en publicidad y márquetin y después de trabajar en importantes compañías, decidió arriesgar para luchar por su sueño:que el aceite de sus abuelos traspasara fronteras. «Como no teníamos almazara propia me puse en contacto con Javier Sánchez, dueño de Aceites Impelte del Bajo Martín, a quien le encantó el proyecto. A partir de ese momento, ellos se encargan de transformar en sus instalaciones de La Puebla de Híjar las olivas de nuestra finca y las de otros cuatro o cinco agricultores de la zona con los que trabajamos», apunta Víctor.

Con las primeras botellas envasadas Víctor se marchó a Estados Unidos para conocer los entresijos de un mercado donde el aceite de calidad está ganando enteros cada día que pasa. «Cuando comienzas a estudiar el mercado norteamericano te das cuenta de que sus consumidores valoran mucho el buen aceite de oliva. Es un magnífico regalo para llevar a una cena, igual que en España se lleva una botella de vino», matiza Víctor Moreno, quien recuerda la importancia que tuvo el apoyo de Aragón Exterior a la hora de arrancar con su aventura americana.

La primera visita transcurrió por el estado de Washington y las primeras tiendas donde vendieron su aceite fueron Whole Foods. Meses después, Víctor volvió a cruzar el charco para conocer en persona María Reues, directora de Category Management de KeHE, una de las principales distribuidoras de aceite del mundo. «Al principio se mostró reticente a conocer el proyecto porque me aseguraba que ya contaba en sus expositores con los mejores aceites del mundo, pero yo le conté la historia Mis Raíces y le hice probar el aceite. Esto la convenció para venir a Oliete a ver nuestra plantación y conocer la almazara y, a partir de ahí, comenzamos a trabajar juntos con el reto de que nuestro aceite llegue al mayor número de hogares», concluye.

Para todos los gustos

A finales de octubre, arrancará la campaña de recogida de las aceitunas con las que se elabora el aceite de oliva virgen extra Mis Raíces, que se caracteriza por utilizar frutos de recolección temprana y por su extracción en frío. Este año, además, esta empresa familiar, que tiene sus orígenes en la localidad turolense de Oliete, va a lanzar dos nuevas gamas muy demandadas en Estados Unidos, la ecológica y un aceite más económico que la gama Premium. Estas botellas también se pueden adquirir a través de Amazón España y en dos tiendas: Oliva Oliva, en Madrid, y Oro Líquido, en Barcelona. «Por ahora nos estamos centrando en el mercado americano, que nos exige mucho tiempo y trabajo, pero en un futuro no descartamos apostar por otros puntos de venta, incluido Aragón». A. E.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios