Despliega el menú
Aragón

Puendeluna: una sonrisa televisiva que ilumina al pueblo que abraza a sus visitantes

Lorena Martínez, trabajadora municipal de Puendeluna, ha participado en "First dates" y "Ahora caigo", y tiene un servicio voluntario de acogida de galgos en su casa. En el pueblo también reside la inglesa Gillian Ward.

Lorena Martínez posa flanqueada por Petra –a la izquierda– y otra galga de acogida.
Lorena Martínez posa flanqueada por Petra –a la izquierda– y otra galga de acogida.
Laura Uranga

Lorena aparece en la plaza con Petra, una hermosa galguita que ha albergado en su casa. No es la única inquilina perruna de Lorena en Puendeluna; que desde hace un tiempo, la vivienda que comparte con su madre es casa de acogida de perros abandonados de esta raza, tan habitual en las actividades cinegéticas. La perrita sigue a Lorena a todas partes. Está buscando un hogar, pero hasta entonces sabe que su anfitriona se encargará de que no le falte de nada.

Lorena también entrega sus esfuerzos al pueblo, aunque en este caso a cambio de una remuneración; trabaja a media jornada en labores de mantenimiento en el municipio. No cayó aquí por casualidad, ya que su madre y su abuela nacieron en Puendeluna, y su abuelo era de Ardisa, el pueblo vecino. "Me quedé en el paro en 2011 –comenta Lorena– tras ocho años en una clínica veterinaria, y lo que parecía un revés se convirtió en algo más duradero; no aparecía nada. Mi madre tampoco trabajaba entonces y pasaba largas temporadas en el pueblo. Yo siempre estuve a gusto aquí cuando era pequeña; recuerdo que llegaba septiembre y me costaba irme, y lo mismo siendo ya mayor. Siempre fantaseaba con la idea de encontrar un trabajo aquí y poder quedarme. Finalmente lo conseguí; esta tarea me permite subsistir, y no es mucho, pero entre mi madre y yo nos apañamos. Eso sí, voy a cumplir 43 años y naturalmente me gustaría ganar un poquito más, para vivir con algo de desahogo".

Lorena es todo un personaje televisivo. De hecho, ha estado dos veces en programa ‘First Dates’ que presenta Carlos Sobera en Cuatro, en el que se graban citas a ciegas fundamentadas en perfiles previos. "La primera vez fue en 2016, y el chico no apareció, no hubo mucha explicación; a Sobera le había chivado que me gustaban las jotas –ríe– y me hizo cantar una para despedirme. La segunda la grabé este mismo año, me volvieron a llamar y fui. Se emitió hace dos meses; la cena sí se dio esta vez, pero finalmente decidí no tener una segunda cita con el chico en cuestión, me temo que el emparejamiento no fue acertado. Pasé un día entretenido en Madrid, eso sí, y te dan 85 euros por un participación. El menú lo paga el programa, aunque si invitas a tu cita te vas con 15 menos. Los colegas me preguntaban todo el rato cuándo iba a salir, y no lo sabía, no te avisan; un día apareces".

En su entorno, a Lorena le han bromeado lo suyo con el tema de la tele. "También estuve en ‘Ahora caigo’ con Arturo Valls, pero no en el centro sino como concursante del rondo, y caí con la palabra ‘altramuces’; ya no me olvidaré nunca de ella. Le quité un comodín a la del centro, eso sí".

Video:Puendeluna

El pueblo

En el pueblo, la media de edad es alta, y ahí entra en juego la labor de la Fundación Mariano Querol, nombrada en honor de un antiguo veterinario local; esta entidad realiza diversas actividades a lo largo del año en beneficio de la población jubilada del pueblo. Querol decidió destinar buena parte de su patrimonio a ayudar a los ancianos de Puendeluna y los alrededores.

Una de las pobladoras locales más queridas es la risueña Gillian Ward, nacida en Devon (Inglaterra). Vivía con su marido en Caspe, pero buscaban un sitio más tranquilo. "En un restaurante de Tormos, La Ponderosa, conocimos a una mujer que nos habló de Puendeluna, y vinimos a conocer el pueblo. Nos gustó una de las casas e invertimos en ella. Mi marido disfrutaba mucho pescando en el canal; había estado en la milicia y luego fue chófer, de hecho llevó a la Reina en su coche una vez. Murió hace tres años y medio; traje sus cenizas al canal".

Gillian ha decidido quedarse en Puendeluna. "Voy a las once al bar a por café y unas tapas, trato de hablar español con mis amigos, jugamos al bingo los sábados… me gusta la tranquilidad, pero en mi casa suena Kiss FM porque me encanta bailar. A finales de mes nos vamos unos cuantos pensionistas a Mallorca por una semana. La gente de Puendeluna ha sido siempre muy amable conmigo, y aquí me quedo".

Raúl Muñoz es abulense y lleva veintidós años en Aragón como guía de montaña y monitor de esquí; tiene en Puendeluna su propia empresa de turismo de aventura, Compañía de Guías en Jaca. "He estado muchos años en Jaca, pero empecé a trabajar más en Riglos y Guara, así que pensé en establecerme en la zona. Estuve dos meses en Ayerbe y apareció una casa aquí, hace un año; estoy encantado con haber venido".

El empeño de don Daniel Sanagustín que ha generado una empresa líder en España

Don Daniel Sanagustín Uruen nació en Puendeluna y trabajó en el campo desde pequeño, para laborar en su juventud por el Pirineo en el sector maderero. Tras casarse y marchar a Zaragoza para buscar allí un porvenir, entró en el sector de la perfumería como vendedor y finalmente acabó iniciando su propia empresa. De esta matriz surgieron nuevos negocios, empezando por el que emprendió su hermano Ignacio y siguiendo por Sipel, fundada por los hijos de Daniel, Alberto y Carlos. Carlos también creó su propia firma al poco tiempo, así que ha sido Alberto quien ha liderado Sipel desde hace tres décadas; es la mayor distribuidora de productos de peluquería de Aragón y una de las más grandes de España; tiene proyección internacional y aplica el Proyecto Integral 360, que ofrece todo lo que el peluquero puede necesitar, amén de un compromiso de entrega de productos en 24 horas. En 2015 logró el premio Pilot a la excelencia en logística.

Los imprescindibles

Las fiestas

En el pueblo se va en romería a la ermita de la Virgen de Miramonte de Ardisa (foto), el domingo de Pascua, que atrae a hijos del pueblo en la diáspora. Las fiestas de San Bartolomé son en agosto y las de San Nicolás, en diciembre.

San Nicolás de Bari

Reformada en el siglo XVII, está en el sureste del pueblo y fue reconstruida el pasado siglo; conserva dos retablos góticos de la segunda mitad del siglo XV, así como algunas piezas de orfebrería litúrgica de los siglos XVI a XVIII.

Puente sobre el Gállego

Puente documentado en la Edad Media, del que quedan algunos restos. Fue levantado por el concejo de Luna bajo los auspicios del monasterio de Montearagón, que estaba interesado en la repoblación de esta zona.

- Ir al especial Aragón, pueblo a pueblo

Etiquetas
Comentarios