Despliega el menú
Aragón

Pedro Sánchez deja la puerta abierta a alargar la vida útil de la térmica de Andorra más allá de 2020

La ministra Teresa Ribera visitará Aragón en noviembre para analizar el futuro de la central, de las cuencas mineras y del diése. El Gobierno central y el autonómico quieren impulsar un proyecto más completo para el tramo ferroviario Zaragoza-Teruel-Sagunto.

Lambán y Sánchez, durante la reunión en la Moncloa
Lambán y Sánchez, durante la reunión en la Moncloa
Enrique Cidoncha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dejó una puerta abierta a dilatar más allá del 2020 el cierre de la central térmica de Andorra. Como primer paso, la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, visitará la Comunidad en noviembre para analizar el futuro de la central, que genera 4.000 empleos, y el futuro de las cuencas mineras. El presidente de Aragón, Javier Lambán, que se reunió durante una hora y media con Sánchez en la Moncloa y "no le vio cerrado" a dilatar el cierre, también le expresó su preocupación por la nueva regulación del diésel y la incidencia que puede tener en la industria del automóvil. Defendió, por ello, que la adaptación "ha de hacerse con los ritmos más pausados", en un problema que también podrá abordar con Ribera.

Lambán, que salió satisfecho del encuentro, vio al presidente del Gobierno "con las ideas claras, firme, optimista y con estrategia muy clara de la acción del gobierno" que él mismo dijo compartir.

Durante su primera reunión oficial en cuatro meses, los dos líderes socialistas abordaron, también, la manifestación que unió el domingo a 50.000 aragoneses y valencianos para exigir un ferrocarril propio del siglo XXI. Lambán anunció que la comisión de seguimiento de los trabajos en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, que se reunirá el 23 octubre, redactará un "plan integral que responda a las necesidades del eje" y sirva para los intereses logísticos de Aragón. El objetivo es sustituir el plan del PP, "que no pasaba de corregir unas curvas", otro que contemple una doble vía electrificada.

La financiación autonómica, en la que Aragón reivindica un nuevo modelo que tenga en cuenta el sobrecoste en la prestación de servicios que asume la ‘España vacía’, también centró la conversación con Sánchez, en este caso para recordar al presidente que Aragón, Asturias, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja urgen una solución que debe adoptarse en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de forma multilateral.

Para recordar los problemas que sufre la Comunidad por la despoblación y las carencias en comunicaciones, Lambán regaló a Sánchez el Diccionario Estadístico Geográfico Histórico 1845-1850 de Zaragoza, Huesca y Teruel de Pascual Madoz, una forma de agasajarle "de una manera afectiva, simpática e ilustrativa". Sánchez confirmó que la Estrategia nacional ante el reto demográfico se presentará en la primavera de 2019 y que colaborará con Aragón para extender la banda ancha.

Pocos avances se registraron en infraestructuras, más allá de las reivindicaciones que Lambán puso encima de la mesa, entre ellas el Canfranc y los lentos desdoblamientos de la N-II y la N-232. Más resolutivo fue en servicios sociales, pues el Gobierno se comprometió a incrementar el porcentaje de financiación que destina a las ayudas de la Ley de Dependencia (ahora la DGA aporta el 84% y Madrid el 16%) hasta llegar a la cofinanciación.

El presidente de Aragón pidió a Sánchez avances en las obras del Pacto de Agua (Yesa, Mularroya, Almudévar) y que se desatasque el proyecto de regadío Monegros II, "pendiente desde los años de Joaquín Costa". También le informó sobre el plan Ebro 2030, con el que pretende crear el corredor verde más grande del país, y solicitó la cesión del pabellón de España en Ranillas para que albergue un campus de FP Digital y un centro de agroalimentación.

Nueva comisión bilateral

Lambán y Sánchez acordaron que la comisión bilateral Aragón-Estado se reúna de nuevo en noviembre, esta vez con Meritxell Batet al frente del Ministerio de Política Territorial. La agenda de temas a tratar está casi cerrada, e incluirá la aplicación del artículo 108 del Estatuto de Autonomía, que se refiere a un acuerdo bilateral de financiación del Estado con Aragón, del que nada se habló.

Como ya hiciera Mariano Rajoy cuando era presidente del Gobierno, Sánchez se mostró interesado por el proyecto de interconexión eléctrica de España y Francia a través de Aragón y explicó a Lambán que ya analizó el proyecto con el presidente galo Emmanuel Macron, en una cumbre en Lisboa. Se trata, no obstante, de una iniciativa a medio plazo, con la se intentará aprovechar la energía que producirá la Comunidad con las renovables.


Etiquetas
Comentarios