Despliega el menú
Aragón

"Hay que tener un plan B por si esto continúa"

La mayor parte de las empresas catalanas que ya han trasladado a Aragón son pequeñas y medianas empresas.

Ramón Añaños y Manuel Teruel, en rueda de prensa.
Ramón Añaños y Manuel Teruel, en rueda de prensa.
M. G.

El director general de la Cámara de Comercio de Zaragoza, José Miguel Sánchez, cree necesario que Aragón diseñe "un plan B" por si la crisis catalana continúa. "Es imprescindible, sobre todo para proteger a las empresas aragonesas", manifiesta.

En su opinión, si la deriva soberanista empeora "habrá más empresas que trasladarán su sede a Aragón, a España o a donde sea". "Aquellas que son más intensivas en mano de obra no se han quedado en el país. Se han ido al norte de África o a Portugal", explica.

El colectivo sigue recibiendo llamadas de empresas interesadas en sacar de Cataluña su domicilio social, aunque son ya "puntuales", nada que ver con la cascada que se produjo tras el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Sánchez afirma que, además de Zaragoza, "Huesca se ha visto especialmente beneficiada por el efecto frontera". No se cree, en todo caso, que esta fuga haya tenido unos beneficios claros para la Comunidad, ya que la mayor parte de estas empresas han cambiado su sede social pero no su centro de producción. "Es importante que vengan, pero no es lo mismo que desembarquen con toda su producción, algo que solo se ha dado en algunos casos, a que solo traigan la sede", dice.

La mayor parte de las que ya han trasladado la suya a Aragón son pequeñas y medianas empresas, ya que las de mayor tamaño, recuerda el director general de la Cámara de Comercio, han salido fuera de España o se han decantado por regiones como Madrid o la Comunidad Valenciana.

La respuesta del Gobierno

Pese a que el Gobierno de Aragón anunció en mayo "acciones" para mitigar los efectos de la crisis independentista y fomentar la diversificación de mercados, el Ejecutivo descarta ahora medidas a corto o medio plazo. Aunque la consejera Marta Gastón declinó hacer declaraciones, fuentes del Departamento de Economía confirmaron que no hay iniciativas sobre la mesa y que el observatorio creado para analizar la situación de Cataluña y sus efectos en Aragón no se reunirá hasta principios del próximo año.

La previsión es que este encuentro se produzca en febrero, aunque el Gobierno de Aragón se reserva el derecho a activar este órgano si la situación mejora antes de 2019 o si empeora en exceso.

Etiquetas
Comentarios