Despliega el menú
Aragón

El número dos de Exteriores, con 1,7 millones, es el alto cargo aragonés con más patrimonio

El BOE publica el patrimonio de más de un millar  de políticos y altos funcionarios con los gobiernos de Rajoy y Sánchez. La lista, que no se publicaba desde hace cuatro años, incluye a quince aragoneses.

Román Escolano, en imagen de archivo.
Román Escolano, en imagen de archivo.
Ballesteros/Efe

El secretario de Estado y número dos de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, es el alto cargo aragonés con más patrimonio de los quince que han desempeñado distintas responsabilidades en la Administración en los últimos cuatro años, ya sea durante el segundo mandato de Mariano Rajoy o ahora con el Gobierno de Pedro Sánchez. Y lo es gracias a los 1,7 millones de euros que ha declarado que tiene entre inmuebles, depósitos bancarios, acciones y demás bienes.

Un escueto resumen de su patrimonio se publicó este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) junto al del resto de los 1.062 altos cargos de la Administración General del Estado cuya toma de posesión y cese se produjo entre el 1 de julio de 2014 y el pasado 26 de junio. En la lista constan quince aragoneses que han desempeñado distintas responsabilidades en los gobiernos de Rajoy –siete de ellos– y ahora en el de Sánchez –otros nueve–. La diferencia numérica se explica porque Camilo Villarino ejerció como jefe de gabinete en el Ministerio de Asuntos Exteriores con el popular Alfonso Dastis y ahora con el socialista Josep Borrell al ser ratificado en el puesto tras la moción de censura. En su caso, es el quinto aragonés con más activos, que ascienden a 451.454 euros, y carece de deudas con los bancos.

En la relación no figura el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, dado que su toma de posesión se demoró al 10 de julio, al igual que el alto comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, Pau Marí-Klose, que se produjo a mediados de septiembre.

Un exministro con recursos

El exministro de Economía Román Escolano apenas duró tres meses en el puesto, pero se convirtió en el alto cargo con un mayor desahogo económico si se tienen en cuenta los activos y pasivos declarados. Posee inmuebles y otros bienes cuyo valor asciende a más de 1,6 millones y no tiene deudas, al contrario que el actual número dos de Exteriores. Aunque este último tiene activos por un importe de 1,7 millones, debe otros 194.874 euros.

Fernando Valenzuela destaca como el aragonés al servicio de la Administración central con más bienes inmuebles, al menos en lo que concierne a su valor catastral. La suma asciende a 951.232 euros.

Garcés aumenta sus depósitos

Del listado llama la atención el incremento de patrimonio de Mario Garcés, que desde su cese en noviembre de 2016 como subsecretario de Fomento hasta cuando dejó la secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad en junio de 2018 incrementó sus depósitos bancarios en más de 195.000 euros, tal y como se puede comprobar al comparar las declaraciones que tuvo que rellenar al dejar ambos cargos. El político ha explicado a este diario que el grueso de este incremento fue debido a la herencia que recibió en julio de 2017 al fallecer su padre.

Este jacetano, que inició su carrera política como consejero de Hacienda de Luisa Fernanda Rudi, se convierte en el tercer aragonés con más activos de los que han desempeñado funciones en la Administración General del Estado en los últimos cuatro años: 915.754 euros. De esta suma, la mayor parte corresponde a depósitos (807.116 euros), aunque también inmuebles (valorados en 103.073 euros) y acciones (5.565 euros). Además, no tiene deudas.

Otro destacado oscense, Roberto Bermúdez de Castro, ejerció como número dos de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría y dejó la política tras la moción de censura. En su declaración incluye bienes y derechos por 187.268 euros, inmuebles valorados en 72.102 euros, además de 11.442 euros en depósitos.

La nómina de secretarios de Estado aragoneses se completa con el zaragozano Jesús Gracia, que estuvo cinco años al frente de Cooperación Internacional e Iberoamérica (2012-2017) antes de ponerse al frente de la embajada de Italia. Su patrimonio asciende a 322.669 euros, de los cuales 258.818 corresponden a bienes inmuebles.

Altos cargos con menos activos

En la actualidad, el Gobierno cuenta con dos subsecretarios de Estado aragoneses, que se suman al número dos de Exteriores. Cristina Latorre está en Justicia y Fernando Gurrea, en Educación. La primera declaró un patrimonio de 259.578 euros al acceder al cargo, que corresponden en su mayor parte a bienes inmuebles (191.756 euros). Gurrea destaca por ser el segundo alto cargo aragonés con menos activos: 67.142 euros. Solo declara menos la delegada del Gobierno, Carmen Sánchez, cuyo patrimonio se reduce a 56.520 euros.

Mientras, el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Francisco Javier Aibar, es el alto cargo aragonés con la deuda más abultada, de 464.842 euros, mientras sus activos suponen 340.920 euros. La segunda más endeuda es la citada Cristina Latorre, con 406.185 euros.

Por otra parte, el director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, destaca por ser el más precavido de todos al tener contratado el seguro de vida más alto, que alcanza los 159.275 euros.

Etiquetas
Comentarios