Despliega el menú
Aragón

Beamonte corrige su currículum del PP y pone que tiene estudios de Derecho y no la carrera

Los partidos aragoneses exigen explicaciones públicas al líder conservador y que pida perdón por haber "mentido".

Luis María Beamonte, presidente del PP-Aragón, en un acto de partido.
Luis María Beamonte, presidente del PP-Aragón, en un acto de partido.
Guillermo Mestre

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, ha corregido su currículum oficial del partido para que conste que solo tiene estudios de Derecho y no la licenciatura, como hasta este viernes figuraba en la web nacional del PP. Beamonte no ha tardado ni medio día en ordenar que se cambiara la información tras publicar HERALDO este viernes que en su biografía figuraba que era licenciado cuando no lo es porque aún le queda una asignatura de cuarto de carrera para poder decir que tiene el título.

Beamonte sostuvo que en la elaboración de su currículum del partido nada tuvo que ver porque no hizo "ninguna entrega de documentación", pero no ha convencido a ninguno de los partidos aragoneses con representación parlamentaria. De hecho, han censurado la falsedad de su currículum del partido y le han exigido que dé explicaciones públicas y pida perdón a los aragoneses por haber "mentido".

El problema es que el hecho de atribuirse una licenciatura que no tiene no es achacable a un fallo de la web del PP nacional, puesto que en una nota de prensa emitida hace año y medio por el PP-Aragón para dar cuenta de su candidatura para liderar la formación también se recogía que era licenciado. Además, el currículum oficial del partido es mucho más detallado y prolijo de los que figuran en las webs de las Cortes de Aragón y del Ayuntamiento de Tarazona, en las que reconoce que no tiene la carrera. En la parlamentaria consta que "cursó estudios de Derecho" y en la municipal señala que "cursó los estudios de Derecho".

A esta situación se une el hecho de que hace medio año, nada más saltar la polémica del máster de la expresidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, Beamonte cambió su currículum de las Cortes para rebajar de máster a curso los estudios de Práctica Jurídica y de Liderazgo que cursó en la Universidad de Zaragoza y en el IESE, respectivamente.

La noticia ha generado un gran revuelo en las propias filas conservadoras y distintos cargos públicos han llegado a lamentar, sin querer dar su nombre, el "escarnio público" que, a su juicio, suponía que en sus biografías oficiales constara un título y unos másteres que no tiene. "La ‘titulitis’ es perniciosa y Beamonte no tenía ninguna necesidad de poner una licenciatura cuando en web de las Cortes y del Ayuntamiento de Tarazona ya figuraba que solo tiene estudios", han lamentado.

El secretario general de Podemos-Aragón, Nacho Escartín, no ha tenido reparos en calificar la situación de "vergüenza" a través de las redes sociales. Su portavoz parlamentaria, Maru Díaz, ha considerado como el resto que Beamonte debería dar explicaciones públicas porque la publicación de su falsa licenciatura "le ha sacado los colores". Y ha llegado un poco más lejos al instar a que se aplique "la misma dureza que en el PP dedica a los demás". "Es una vergüenza, pero es mucho peor la situación del líder nacional del PP, Pablo Casado", ha añadido en referencia a la polémica sobre su máster y su propia carrera.

Su dureza contrasta con la postura del socialista Javier Sada, que se ha limitado a reclamar a Beamonte que "aclare la situación" y dé "las explicaciones oportunas". Y más todavía cuando el presidente aragonés, Javier Lambán, recriminó a Beamonte el martes en el debate sobre el estado de la Comunidad que haya políticos que hinchen sus biografías: "Me ha dicho que soy un petulante del saber y un engreído. Lo que no he hecho nunca ha sido ponerme en el currículum ni títulos ni másteres que no tengo. Nunca lo he hecho, señor Beamonte".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha manifestado que cada uno debe ser responsable de sus actos y "rendir cuentas" porque es una cuestión de "ética y decencia personal", aunque ha recalcado que él no era juez y su papel se reduce a intentar que estas circunstancias no sucedan en sus filas. "Cada uno tiene que ser responsable de lo que es y de lo que traslada a los demás", ha resaltado antes de calificar la situación de Beamonte de "censurable" y recordar que ya había ocurrido con otros políticos.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha incidido en que los cargos públicos deben dar ejemplo "y todas las explicaciones oportunas a los ciudadanos". Y ha remarcado que es necesario evitar sembrar cualquier tipo de duda sobre la Universidad: "No debemos olvidar que muchas personas se esfuerzan día a día por conseguir una titulación y debemos ponerlo en valor".

El más duro ha sido el portavoz de CHA, Gregorio Briz, quien ha reclamado a Beamonte que asuma sus responsabilidad por haber "mentido" sobre su titulación y se aplique "el mismo rasero" que desde su partido piden al resto. Además, ha calificado de "auténtica barbaridad" que se fabrique un "currículum a la medida" por el deterioro y desprestigio para el resto de la clase política. "Está cesado como profesional y en lo personal", ha sentenciado.

Por su parte, la diputada de IU, Patricia Luquin, ha recordado que no es obligatorio poseer carreras para dedicarse a la política y que su partido ha tenido "excelentes dirigentes" sin titulación académica. Por ello, se ha preguntado por qué hay políticos que se ponen títulos que no tienen y planteó que deberían "actuar en consecuencia cuando enjuician a los demás.

Etiquetas
Comentarios