Despliega el menú
Aragón

Nueva avería en uno de los aceleradores del hospital Clínico de Zaragoza

La máquina ha estado parada casi una semana. Sanidad ha comprado dos nuevos aparatos para este centro sanitario.

Imagen de archivo de uno de los aceleradores de Aragón.
Nueva avería en un acelerador del hospital Miguel Servet con 40 pacientes afectados
Heraldo.es

Pacientes de oncología han lamentado una nueva avería en uno de los aceleradores del hospital Clínico de Zaragoza. La máquina ha estado parada cerca de una semana, aunque, según aseguraron fuentes del centro sanitario, las sesiones se retomaron el martes con normalidad.

La avería afectó al aparato más antiguo, el Primus Siemens del año 2000, que sufrió a finales de agosto otra avería por la que se tuvieron que replanear las sesiones de 60 pacientes.

La Comunidad aragonesa cuenta en estos momentos con cuatro aceleradores para tratamientos de radioterapia en centros públicos y otro en uno privado. Debido a las continuas averías, el Departamento de Sanidad ha comprado tres nuevos aparatos, en los que se invertirán cerca de 10 millones de euros (uno de ellos se adquiere con el dinero donado por la Fundación Amancio Ortega).

Dos de las nuevas máquinas se instalarán en el hospital Clínico, que pasará a contar con tres aceleradores. La previsión es que una de ellas pueda comenzar a dar los primeros tratamientos en unas semanas. Mientras, el tercer equipo se instalará en el hospital Miguel Servet.

Sanidad intenta paliar así una de las carencias más evidentes de la Comunidad aragonesa. La Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) ya alertó hace unos meses de que Aragón era una de las regiones peor dotadas de equipos de radioterapia. Por el número de habitantes le corresponde tener siete. Incluso la SEOR pidió equipos para Huesca y Teruel.

Además, siete asociaciones de enfermos de cáncer se unieron a las quejas hace unos meses para exigir la mejora de «manera inmediata» del tratamiento de radioterapia. Denunciaron el déficit, la antigüedad, la sobreutilización y los continuos fallos técnicos de los aceleradores lineales. Según una respuesta parlamentaria de la consejería de Sanidad, los cuatro aceleradores de los hospitales públicos de Aragón han estado parados 78 días por averías desde principios de 2017. Pero, en ese tiempo, además, han registrado otros 54 paros parciales. En total, las incidencias han obligado a cancelar unas 1.400 sesiones de radioterapia en este tiempo.

Etiquetas
Comentarios