Despliega el menú
Aragón

"No tenemos dinero para cuadernos, y aún no nos han pagado las becas de verano"

Unos 12.000 niños tienen derecho a cobrar las ayudas por alimentación de verano, cuyo pago vuelve a retrasarse.

Imagen de archivo de un comedor escolar.
Imagen de archivo de un comedor escolar.
HA

Las familias de 12.000 niños beneficiarios de las becas de comedor de verano aún no han recibido la ayuda y denuncian los perjuicios que les causa este retraso. Los niños que el curso pasado tuvieron beca de comedor tienen derecho también a esta ayuda para alimentación en verano. Son familias con carencias económicas (sus ingresos anuales no superan el Iprem, unos 13.000 euros) y esta beca es muy esperada. Es una ayuda de 180 euros por el primer hijo y 120 cada uno de los siguientes, hasta un máximo de 600 euros.

"Me deben 300 euros por las becas de dos de mis hijos. Eso en mi casa es un dineral. Con ese dinero comemos todos un mes. No entiendo para qué nos hicieron llevar los papeles tan pronto, en marzo, si luego no nos pagan en verano y no sabemos cuándo nos pagarán", se lamenta Rosario, zaragozana de 37 años con cuatro hijos, que desde hace poco trabaja cubriendo una baja en una residencia.

El año pasado la DGA pagó estas becas a finales de octubre y para evitar el retraso este año adelantó los trámites. En marzo ya pidió los datos bancarios a las familias y aseguró que les pagaría a finales de verano. Sin embargo, la DGA aún no ha pagado ni da una fecha a las familias.

"Llamo todas las semanas a preguntar. Me dicen que el dinero está preparado desde junio pero falta una orden de Hacienda. El dinero me hubiera venido muy bien en verano y si no, al menos, a principios de septiembre para todos los gastos de vuelta al cole. Mis hijos están yendo al colegio sin cuadernos porque no tengo dinero para material escolar. Las becas de libros no cubren todo y tampoco sirven para cuadernos y materiales", critica Nerea Rodríguez, zaragozana de 35 años con cuatro hijos. Le corresponde la beca de verano por tres de ellos, 420 euros. Cuando llegue, comprará ropa de otoño e invierno para sus hijos.

Entre los que esperan el pago de estas ayudas hay muchas madres solas con varios hijos a su cargo, y muchos perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), como Sandra Portillo. "Llego a fin de mes haciendo malabares, ya estoy acostumbrada. Solo con el IAI no me llega y espero las becas para comprar comida y material escolar", señala esta madre de cinco hijos.

Aragón cuenta con becas de comedor de verano desde 2014 gracias a un fondo contra la pobreza infantil del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales. La DGA ha ido simplificando los trámites para que todos los beneficiarios de la beca durante el curso escolar puedan percibirla también en verano. La convocatoria da dos opciones: que los niños participen en programas de ocio educativo como 'Abierto por vacaciones' y coman en los colegios o que cobren la ayuda económica. La inmensa mayoría elige esta segunda opción.

Los beneficiarios de becas pueden comer en el comedor escolar desde el primer día de curso (10 de septiembre). Salvo algún caso: "En el colegio de Quinto tenían que hacer obras en el comedor en verano. Las obras se han retrasado y el comedor está cerrado. Así que mis hijos no pueden comer en el colegio y tampoco hemos cobrado las ayudas de verano", se lamenta Patry, madre de cuatro hijos.

Etiquetas
Comentarios