Despliega el menú
Aragón

Podemos se arroga los logros del Gobierno, al que ve “conformadico”

Escartín insta a pactar los presupuestos para aprovechar el tramo final de la legislatura y carga contra los recortes del PP.

Nacho Escartín conversa con Patricia Luquin, con Violeta Barba en segundo plano, antes de intervenir en las Cortes.
Nacho Escartín conversa con Patricia Luquin, con Violeta Barba en segundo plano, antes de intervenir en las Cortes.
José Miguel Marco

El secretario general de Podemos-Aragón, Nacho Escartín, ha atribuido a su partido los logros del Gobierno PSOE-CHA, al que ha recriminado que esté “conformadico” por revertir los recortes y dé por acabada la legislatura. Por ello, le ha instado a pactar los presupuestos de 2019 para avanzar en los retos pendientes, citando la precariedad laboral, la desigualdad y la despoblación, en los ocho meses que restan hasta las elecciones.

Su papel como soporte parlamentario del Ejecutivo de Lambán ha llevado a Escartín a ser complaciente con la gestión de la DGA en su discurso en el debate sobre el estado de la Comunidad, hasta el punto de centrar sus críticas en los recortes del PP. Hasta un tercio de su intervención la ha dedicado a pormenorizar las consecuencias de los ajustes, desde el tijeretazo de 300 millones en la Sanidad hasta las 7.000 familias desahuciadas. Y a renglón seguido se ha arrogado su reversión en los últimos tres años, ya sea con propuestas directas o aprobando las cuentas. “Hemos echado de menos un reconocimiento a la contribución de Podemos”, ha recriminado al presidente.

El líder de Podemos ha utilizado la primera persona del plural para hablar de la ampliación del IAI, de la aprobación de la ley de pobreza energética para “atajar” la emergencia social, de las mejoras de servicios, becas y equipamientos en la escuela pública o de la dotación de equipos en la sanidad.

Escartín solo ha sido crítico con la gestión en Vivienda al asegurar que la cifra de desahucios es similar a la de 2013 y hablar de una “burbuja” del alquiler, cuestión rebatida la semana pasada por el consejero, José Luis Soro, en el pleno. “Que el Ayuntamiento de Zaragoza invierta más que el Gobierno dice mucho de lo que ha sido su gestión”, ha dicho.

Por la rebaja del impuesto de Sucesiones ha pasado de puntillas y se ha limitado a hablar de la “contradicción” de pretender combatir la desigualdad y renunciar a la política fiscal. “Una reforma exprés para beneficiar a 250 personas se aleja mucho”, ha lamentado.

En el catálogo de reproches ha incluido el dispositivo de incendios, los “cuidados paliativos” contra la despoblación que, a su juicio, solo garantizan “una muerte dulce” para el medio rural y la falta de iniciativa para desarrollar, por ejemplo, la ley de venta local impulsada por Podemos o dar soluciones para las comarcas mineras

Su turno de réplica la ha dedicado a explicar de nuevo las cinco propuestas para pactar las cuentas de 2019, entre ellas duplicar las ayudas al alquiler, abaratar el comedor escolar y reforzar la Atención Primaria, además de la reforma del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).

La respuesta de Lambán

Lejos de lograr la respuesta reclamada a sus medidas, Javier Lambán ha dicho que no era “ni el lugar ni el momento” para tratar de los presupuestos, lo que ha provocado que desde los escaños de Podemos y del PP le recordaran que así lo hizo él hace justo un año en el mismo debate. Y ha adelantado que la negociación será “sin líneas rojas” y sin mezclarla con la reforma del ICA.

El presidente ha dado la bienvenida a Podemos a posiciones “más defendibles, a la sensatez” tras haber renunciado a “asaltar el cielo” y haberse “reconvertido” a la socialdemocracia. Y sobre la reversión de los recortes y los avances en leyes sociales, Lambán le ha aclarado con sorna que “algo” habrá tenido que ver el Gobierno que ha impulsado estas políticas.

El líder socialista ha sido rotundo en negar que lidere un gobierno “conformadico”, ya que mientras Podemos lanza cinco propuestas para pactar el presupuesto, él avanzó el martes más de una treintena de medidas, planes y estrategias que incluso superan la legislatura. “No la doy por terminada, tengo fuelle para llegar hasta el último día”, ha subrayado.

Pese al tono de Podemos, Lambán ha sido displicente a la hora de criticar la postura de sus socios respecto a la reforma del ICA, exigiéndoles que se “aclaren” sobre si quieren modificarlo o acabar con el tributo. De hecho, ha recriminado a Escartín que endurezca o ablande su posición en función de sus conversaciones con ZEC antes de sostener que el ICA “no es un impuesto sustancialmente injusto”. Y ha rematado advirtiendo que llevará a las Cortes una propuesta si siguen “dando largas” al Gobierno.

Etiquetas
Comentarios