Despliega el menú
Aragón

Tres de cada cuatro días ha habido alguna tormenta en Aragón de junio a agosto

El otoño llegará este domingo con un tiempo cálido tras un verano muy lluvioso

Tormenta de verano en Zaragoza.
Tormenta de verano en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Aragón recibirá en unos días el otoño, que comenzará el próximo domingo a las 03.54, con unas temperaturas cálidas después de un verano especialmente lluvioso. De hecho, entre el 1 de junio y el 31 de agosto ha habido 69 días con tormentas en algún punto de la Comunidad, lo que significa que se han registrado precipitaciones casi tres de cada cuatro días.

Durante este trimestre, en Aragón ha llovido un 30% más de lo que suele ser habitual, otorgando así un carácter húmedo a la valoración del conjunto estacional, tal y como ha explicado este jueves Rafael Requena, delegado territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los meses más lluviosos han sido julio y agosto. Estuvieron repartidas de forma desigual por la proliferación de tormentas, de modo que hay zonas como Huesca/Pirineos donde ha habido un volumen un 40 % inferior o Pallaruelo de Monegros, con un 161 % más.

El día de después de algunas calles de Zaragoza tras la tormenta

Por capitales de provincia, en Zaragoza ha llovido el doble respecto a las medias del periodo de referencia 1981-2010, una situación que se ha mantenido también durante el mes de septiembre. Tal y como ha adelantado Requena, la estación meteorológica del Aeropuerto de Zaragoza lleva ya acumulados 458 litros por metro cuadrado en los primeros ocho meses, una cifra cercana a los 481 que se recogieron en 1997, el año más lluvioso de las últimas tres décadas. La media es de 322. A este ritmo, y con las precipitaciones que caigan hasta diciembre, este año podría ser el más tormentoso desde 1959 en Zaragoza capital (cuando se alcanzaron los 647 litros por metro cuadrado), y el sexto verano más lluvioso desde 1961.

Unos datos extremos que son el reflejo de los episodios vividos durante el periodo estival, en el que se ha sucedido intensas tormentas, que han provocado numerosas afecciones en todo Aragón. Ha destacado, por ejemplo, los 135 kilómetros hora que se registraron en el Aeropuerto de Zaragoza el 1 de julio, cuando se alcanzó la racha máxima histórica de la serie climatológica de la ciudad. O los 100 que se midieron el 11 de julio en la estación de Valdespartera, coincidiendo con el denominado reventón húmedo, y que provocó daños en más de 300 árboles repartidos por la ciudad. El delegado territorial de la Aemet ha adelantado que en la ciudad las rachas de viento pudieron estar entre 118 y 134 kilómetros por hora.

Un fuerte aire que continuó el 12 de agosto, por ejemplo, con episodios de más de 100 kilómetros por hora en cinco estaciones: la máxima en Lanaja (Huesca) con 122. Ha destacado, además, el episodio vivido el 16 de agosto, con precipitaciones abundantes y generalizadas con más de 50 litros por metro cuadrado en varios puntos.

En cuanto a las temperaturas, los meses de junio, julio y agosto han sido, en general, cálidos, con una anomalía positiva de 0,9 grados, que oscilaron entre los -0,2 grados de Daroca y los 1,8 positivos en La Almunia con respecto al periodo de referencia.

Para los meses de septiembre, octubre y noviembre se prevé que en Aragón, en cuanto a precipitaciones, el carácter sea húmedo, normal o seco, si bien, en el sur de Teruel se establece un 45 % más probable que sea húmedo, mientras que también hay un 45 % de probabilidad de que en Aragón el trimestre sea cálido, un 35 % normal y un 20 % frío.

Etiquetas
Comentarios