Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Rutas para hacer con niños en el Parque de Ordesa

Los niños disfrutan con los paseos por la naturaleza aunque es necesario buscar recorridos que se adecúen a sus capacidades. Proponemos cuatro recorridos sencillos por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, aptos para toda la familia.

Cañón de Añisclo, Cueva y Molino de Aso. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Cañón de Añisclo, Cueva y Molino de Aso. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Rafael Gobantes

Los niños disfrutan con los paseos por la naturaleza pero son proclives a aburrirse si la ruta se les hace larga y también hemos de tener en cuenta su menor capacidad para andar antes de cansarse. Sin embargo, no hay que preocuparse, existen muchos recorridos sencillos que permitirán a toda la familia pasear por el monte y gozar de la naturaleza y el paisaje. Ofrecemos cuatro senderos que discurren por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido:

1.- Fuente de los Baños o Fuente de los Suspiros

Tiempo: 20 minutos (ida).

Dificultad: recorrido corto pero con fuerte pendiente.

Inicio: La población más cercana es Escalona, a unos 4,5 km. Desde allí se puede llegar en coche por la HU-631, saliendo en dirección al cañón de Añisclo. Por esta vía se llega enseguida a una señal indicadora colocada en el borde de la carretera que marca el comienzo del camino para bajar a la fuente de los Baños o de los Suspiros, de aguas termales. Para llegar a ella será necesario bajar los 298 peldaños de la escalera colocada en la roca para facilitar el acceso a los senderistas. Tras este descenso encontraremos el manantial, con sus aguas que tradicionalmente se han tenido por curativas y a las que por este motivo acuden numerosas personas con enfermedades pulmonares.

Además de las propiedades para la salud de las aguas, se trata de un enclave de gran belleza y cuyo recorrido hasta alcanzarlo, por un estrecho desfiladero por el que se desciende agarrado a una cadena anclada a la roca, puede ser una pequeña gran aventura para los niños.

2. De la pradera de Ordesa a la cascada de Arripas

Tiempo: 1h (ida).

Dificultad: fácil.

Inicio: fondo del aparcamiento de la pradera de Ordesa.

Se trata de un sendero accesible todo el año, excepto si se han producido nevadas. Es una ruta sencilla en la que salva un desnivel de apenas 100 m.

Desde el aparcamiento de la pradera de Ordesa se toma el camino de Soaso. Este primer tramo nos lleva por el interior de un hayedo en el que también aparecen abetos y matorrales de boj. Durante este camino cruzaremos el barranco de Cotatuero y algunas zonas de pradera. Disfrutaremos de hermosas vistas al llegar al mirador de la cascada de Arripas, desde donde continuaremos por pista hasta llegar a una bifurcación en la que tomaremos el ramal de la derecha. Siguiendo este sendero llegaremos al puente que cruza el río Arazas y la cascada de Arripas.

El camino de vuelta se realiza por la otra orilla, hasta el puente de La Cadiera que dejaremos atrás continuando nuestra ruta hasta llegar al puente de la Senda de los Cazadores que cruzaremos en dirección a la pradera de Ordesa.

3. Llanos de Lalarri desde Pineta

Tiempo aproximado: 1 h 30 min (ida).

Dificultad: fácil-media.

Inicio: principio de los Llanos de Lalarri.

Se trata de un recorrido accesible todo el año excepto cuando hay mucha nieve; si ese es el caso, solo se puede subir con raquetas. Se puede acceder desde dos puntos diferentes:

- Por la pista que cruza el Cinca y sube en dirección al circo, cruzando el puente. La ruta cuenta con carteles indicadores que no permiten la pérdida.

- Desde la ermita de la virgen de Pineta, al lado del parador nacional. Hay un cartel indicador del camino. Se trata de un camino en cuesta que exige salvar un desnivel de 270 m, a través de un bosque de hayas, y que se une posteriormente a la pista anterior a los llanos.

Una vez llegado a los prados, se tiene una gran panorámica del glaciar de Monte Perdido.

4. Molino de Aso o Ruta del Agua

Tiempo: 1 h (ida y vuelta).

Dificultad: fácil.

Inicio: aparcamiento de la Ereta de Biés

Accesible todo el año excepto en épocas de nevadas, se trata de una ruta circular con un recorrido de 1,5 km y que apenas exige salvar un desnivel de 50 metros.

Iniciaremos la ruta saliendo del aparcamiento de la Eres de Biés, con un primer tramo que discurre por la carretera hasta llegar al desvío del puente de San Úrbez, suspendido a 30 m. de altura sobre el río Bellós. Muy cerca se encuentra la ermita dedicada a este mismo santo.

Dejando el camino principal, a mano izquierda, una senda desciende al puente del río Bellós. Se gana altura y se pasa junto a diversos miradores, alcanzando el río Aso y sus bellas cascadas. Después de remontar una breve pendiente, un desvío en mal estado, a la izquierda, permite visitar las ruinas del antiguo molino. Finalmente, se sale al camino principal y se continúa de vuelta al aparcamiento.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios