Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

¿Recién independizado? Siete consejos para llevar una vida saludable

Para que el cuerpo no sufra cambios bruscos es importante llevar unos hábitos diarios.

¿Recién independizado? Siete consejos para llevar una vida saludable
¿Recién independizado? Siete consejos para llevar una vida saludable

Aunque los españoles son los europeos que más tardan en 'volar del nido', independizarse es una etapa que antes o después llega en la vida de muchos jóvenes. Es el momento en el que realmente te das cuenta de las muchas cosas que hay que hacer en casa y que antes probablemente no hacías porque otros las hacían por ti. Siempre puedes poner en práctica los consejos y las famosas frases que una madre dice cuando te vas de casa: ‘cambia la cerradura’, ‘no llenes la casa de trastos’, ‘haz limpieza de armario’… entre muchas otras.

Independizarse es el momento en el que irremediablemente aprendes a hacer cosas que antes no sabías o no solías hacer, como planchar la ropa, poner una lavadora sin sustos o cocinar, a no ser que tengas las suerte de tener la nevera llena de tuppers con las recetas de tus padres o abuelos.

Para que tu cuerpo no note cambios bruscos por haberte independizado, te dejamos siete consejos que te ayudarán a llevar una vida saludable. 

Llevar una rutina:  es muy importante llevar unos hábitos diarios. Intentar comer siempre a las mismas horas y hacerlo sin prisas es esencial para el organismo. Cinco comidas al día: para llevar una dieta sana hay que repartir los alimentos de una manera adecuada. Se recomienda comer cinco veces al día: desayuno, tentempié, comida, merienda y cena. Comer de forma adecuada: Ningún alimento contiene todos los nutrientes necesarios que el organismo necesita. Para tener una variedad de nutrientes es necesario comer todo tipo de alimentos: fruta, verdura, carne, pescado, cereales, lácteos… Evitar comer entre horas: los dulces, snacks, bollería… se pueden consumir pero con moderación. Estar bien hidratado: el agua es imprescindible para el metabolismo. El consumo recomendado es de uno a dos litros de agua al día. Dormir: es necesario que el cuerpo descanse entre siete y nueve horas diarias. Algunas personas compensan la falta de sueño con el consumo de alimentos poco saludables.   Hacer ejercicio: la actividad física es esencial para luchar contra el sedentarismo. Ayuda a mantener el peso ideal y despeja la mente del trabajo o los estudios.- Ir al suplemento de Heraldo Joven. 

Etiquetas
Comentarios