Aragón

Opinión

Innovación

Por
  • Esperanza Pamplona
Vuelta al cole en Aragón
Raquel Labodía

Más de 100.000 niños aragoneses regresaron ayer a las aulas. Nuevo curso, nuevos libros, profesores, compañeros…, pero también nuevos modos. Hay centros que no utilizan libros, sino su propio material; otros que han optado por el uso de tablets en algunos cursos; en determinados casos se defiende el trabajo por proyectos en lugar de los clásicos temas; hay centros que rompen la estructura del aula y dividen o mezclan a los alumnos según materias… La innovación va por barrios.

Está claro que probar nuevas fórmulas y adaptar las aulas a los nuevos tiempos es necesario, pero el hecho de que cada centro pueda ‘inventar’ su propio sistema, incluso acotándolo a algunos cursos, genera cierta desorientación en los padres. ¿Por qué en un centro los niños llevan tablet en tercero y cuarto de primaria y dejan de llevarla en quinto? ¿Por qué en el centro de mi hijo no hay libros y en el de al lado sí? Hay ideas francamente interesantes pero quizá los proyectos deberían implantarse de forma más homogénea, continua y pactada. O, en su defecto, permitir la elección de centro según proyecto educativo.

Etiquetas