Despliega el menú
Aragón

Una ponencia exprés avala en las Cortes la reforma de Sucesiones, que no incluirá la fiducia

El primer pleno aprobará el proyecto de ley que elevará a 500.000 euros el límite exento a partir del 1 de noviembre.

La ponencia que aprobó la reforma de Sucesiones, este martes
Una ponencia exprés avala en las Cortes la reforma de Sucesiones, que no incluirá la fiducia
Guillermo Mestre

La reforma del impuesto de Sucesiones, que elevará el límite exento a 500.000 euros en las herencias entre cónyuges y de padres a hijos, superó ayer un nuevo trámite, y se aprobará en el pleno de las Cortes la próxima semana, pese a la oposición de Podemos, IU y CHA. La ponencia, que duró 19 minutos, avaló el proyecto de ley, que al final deja fuera la aplicación de la fiducia. Podemos e IU criticaron que los cambios en la norma, que ha pactado el PSOE con C’s, PP y PAR, se hayan tramitado con inusitada celeridad y criticaron que no se hayan admitido prórrogas. CHA confesó el "hastío" que le provoca la reforma y, aunque tampoco aceptaron sus dos enmiendas, aseguró que no afecta a su pacto de Gobierno con el PSOE.

La entrada en vigor de la reforma se mantiene en el 1 de noviembre para poder "implementar la ley hay en condiciones" y adaptar el sistema informático. Así lo indicó el diputado socialista_Alfredo Sancho, que no se atrevió a cuantificar qué impacto tendrán en las arcas autonómicas los dos meses en los que se aplicará la reforma fiscal. "El informe que elaboró el Gobierno decía que la incidencia en los presupuestos de este año sería mínima", advirtió. Quiso justificar, además, que el PSOE se haya visto obligado a modificar el impuesto reiterando que se acepta para evitar que los aragoneses paguen más que en otras comunidades, aunque el partido_"sigue creyendo en la armonización fiscal de todas las autonomías y en la progresividad fiscal".

Tanto el PP como C’s se presentaron como artífices del cambio. Javier Martínez, de C’s, se mostró "completamente satisfecho" porque se planteó un objetivo, por el que "más de 24.000 aragoneses dejarán de pagar el impuesto", y lo han conseguido. En su opinión, esto demuestra que "cuando se trabaja de forma constructiva desde la oposición, se pueden aprobar leyes" que benefician a los aragoneses. Y Martínez lanzó un mensaje a PSOE-CHA: "Veremos qué va a hacer el PSOE a partir de ahora y con quién va a negociar cuestiones como los presupuestos".

El popular Antonio Suárez repasó las mejoras que su formación pactó con Javier Lambán y que ayer salieron adelante. Entre ellas figura que se pueda modificar el límite de 500.000 euros en una herencia cuando incluye una vivienda habitual valorada en 300.000._También se ha conseguido que en las herencias entre hermanos se duplique la reducción establecida en la legislación estatal, fijada en 7.993,46 euros, hasta los 15.000, y que en donaciones se incluya una bonificación del 65% entre padres e hijos, con el límite de 500.000 euros en la base imponible.

Elena Allué, del PAR, se mostró "moderadamente satisfecha" porque los aragonesistas abogan por la supresión del tributo. Sí se aceptó su enmienda de excluir la fiducia de la reforma para que se tramite en la proposición no de ley que presentó su partido.

Podemos, IU y CHA criticaron el fondo y la forma de la reforma. El podemista Héctor Vicente recordó que su grupo era partidario de actualizar el impuesto y que presentó una propuesta alternativa que fue rechazada. Denunció, además, que las Cortes la ha tramitado como si fuera prioritaria, frente a otras leyes que afectan a una inmensa mayoría. Patricia Luquin, de IU, fue a más al manifestar que le parece "esperpéntico" que se tenga que retorcer el reglamento para una cuestión que "ni es urgente, ni afecta a la mayoría social aragonesa" y que recortará en 40 millones los ingresos.

CHA minimizó el impacto de la reforma de Sucesiones en el pacto de Gobierno, aunque ni siquiera aprobaron sus dos enmiendas. "Es una cuestión de respeto institucional", dijo Gregorio Briz.

Etiquetas
Comentarios