Despliega el menú
Aragón

Bastoncillos de oídos o palos de piruleta entre los restos orgánicos recogidos en el Matarraña

El servicio de Medio Ambiente pide más atención a los vecinos que participan en el programa Porta a porta de recogida selectiva de residuos.

En la planta de Peñarroya de Tastavins ya se trabaja en la creación de compost.
Bastoncillos de oídos o palos de piruleta entre los restos orgánicos recogidos en el Matarraña
Comarca Matarraña

Bastoncillos para los oídos, palos de piruleta, tapones y chapas de botella o incluso utensilios de cocina son algunos de los desperdicios que aparecen en los restos orgánicos depositados por los vecinos del Matarraña dentro del programa Porta a Porta.

La acción, que surge por iniciativa del servicio comarcal de Medio Ambiente, consiste en la recogida selectiva de residuos por las diferentes localidades. Según los datos que manejan, la colaboración y acogida del programa está siendo muy positiva. El servicio se ofrece desde hace apenas dos meses, en cuatro municipios, y ya se ha llegado al 70% de materia reciclada. Antes de ponerlo en marcha, tan solo se reciclaba el 20% de toda la basura generada en la comarca.

Uno de los objetivos de este programa es crear compost a partir de residuos de materia orgánica. Para ello, se ha habilitado un espacio de trabajo en Peñarroya de Tastavins, en una planta de depuración de purines en desuso, que se encuentra ya a pleno rendimiento para sacar adelante la primera partida de este abono natural. Se calcula que se podrá disponer de él a principios del próximo año, ya que la elaboración tiene una duración de unos siete meses.

En este proceso, se ha detectado que algunos de los resto depositados en el contenedor de materia orgánica no son tales. Esto supone que se tenga que llevar a cabo una revisión y tría manual, lo que ralentiza el proceso de compostaje. Por eso, desde la comarca se incide en que la correcta separación de residuos en las casas es vital para llevar a cabo un buen proceso de reciclaje posterior.

El programa Porta a Porta es pionero en Aragón y, como plan piloto, se está llevando a cabo en Fuentespalda, Monroyo, Torre de Arcas y Peñarroya de Tastavins. La población total de los cuatro municipios es de unos 1.200 habitantes que disponen de contenedores especiales y de un calendario de recogidas, por días, según si se trata de papel, vidrio, plásticos o materia orgánica.

Etiquetas
Comentarios