Despliega el menú
Aragón

Empiezan los trabajos de desbroce del futuro camino natural del Campo de Daroca

Durarán cerca de un año y costarán entre 1,1 y 1,2 millones de euros que paga el Ministerio de Medio Ambiente.

En el camino natural cercano a la localidad de Daroca se han localizado varios trabajos de desbroce
En el camino natural cercano a la localidad de Daroca se han localizado varios trabajos de desbroce

El proyecto para transformar la antigua línea de ferrocarril Santander-Mediterráneo a su paso por las localidades de la Comarca Campo de Daroca empieza a tomar forma. Desde el pasado 16 de agosto, varios operarios de la empresa pública Tragsa desarrollan las labores de desbroce del trazado y hasta el momento ya han limpiado de arbustos y vegetación más de seis kilómetros, entre los términos de la capital de la demarcación y Villanueva de Jiloca.

En total, los trabajos se desarrollarán a lo largo de 15 kilómetros durante un año y su coste ha pasado desde los 980.000 euros iniciales a cifrarse entre los 1,1 y 1,2 millones de euros. Desde la Comarca, su presidente, Javier Lafuente, explicaba que esta partida será asumida por el Ministerio de Medio Ambiente. En este sentido, el responsable de la demarcación indicaba que "la idea es que buena parte de los trabajos a realizar, y que no haga directamente Sarga, se subcontraten a empresas y personal de la comarca". Ahí Lafuente incluía tanto los trabajos para verter zahorra y hormigón, como el alquiler de maquinaria.

En el contrato de arrendamiento que la comarca y el Adif firmaron en 2017, y al que tuvo acceso HERALDO, se especifica que la cesión del itinerario se hace por un periodo de 20 años y con posibilidad de una prórroga por 10 más. A cambio, la demarcación tiene que desembolsar un pago anual, cuando la infraestructura esté acabada, que se estableció en 2.500 euros. En esa cesión se incluían los elementos de infraestructura viaria como puentes, sifones o pasos inferiores, quedando fuera las edificaciones y los terrenos de los recintos de estación.

Sobre los puentes, Lafuente explicaba que "la mayoría se van a reponer", aunque puntualizaba que "en algunos pasos se van a realizar alternativas para permitir el paso del agua, de la gente y de los vehículos agrícolas". En el contrato de arrendamiento, por su parte, la comarca también se comprometió a asumir los tributos y contribuciones de los terrenos y el coste de mantenimiento de las obras.

Este itinerario pertenece a la línea Santander-Mediterráneo a su paso por los términos de Murero, Manchones, Daroca y Villanueva de Jiloca, un recorrido que quedó fuera de servicio en 1985. Por su parte, los proyectos de la misma línea en las comarcas vecinas del Jiloca y Comunidad de Calatayud llevan ritmos diferentes. Mientras hacia Teruel el proyecto sigue atascado en la comarca bilbilitana los pasos se suceden a cuenta gotas.

De forma reciente, el Adri Calatayud-Aranda ha concedido una ayuda a la comarca para sufragar 50.000 euros del coste del proyecto, lo que supone cerca del 80% de la cuantía. La intención de esta demarcación, según apuntó su presidente, Ramón Duce, es que el documento esté listo este próximo mes de septiembre, aunque la idea inicial era que hubiera estado listo en 2017.

Así, esta intervención pondría en marcha el recorrido desde los términos de Villafeliche hasta Paracuellos de Jiloca por un lado y desde Torralba al límite con Soria, ya que el área de Calatayud se realizó en 2016.

Etiquetas
Comentarios