Despliega el menú
Aragón

Un troncomóvil en Palo: máxima coherencia para Torrebruñac

El pueblo está enclavado en la falda de la montaña y a pesar de su baja población ha apostado por iniciativas de turismo rural, además de atesorar un interesante patrimonio histórico y natural.

El fundador de Torrebruñac, José Román, en el troncomóvil a tamaño 'natural' que tiene en el jardín y que ha tallado él mismo.
El fundador de Torrebruñac, José Román, en el troncomóvil a tamaño 'natural' que tiene en el jardín y que ha tallado él mismo.
Laura Uranga

Ha sido carpintero toda la vida, nació en Palo y viene de Casa Bruñac. José Román vivió en Barbastro, Zaragoza y, sobre todo, en Graus, donde tuvo una tienda de muebles; también trabajó un tiempo en la construcción. Levantó una pequeña urbanización de 10 viviendas junto a su pueblo, en el que está de vuelta desde hace algo más de una década; es muy activo y no ha perdido la inquietud de hacer cosas. Desde 2010 lleva la Casa Rural Torrebruñac, y es miembro fundador de la asociación O Lugar de Palo.

"Me ilusionaba hacer casas de madera –recuerda José– y usé entramado ligero para las estructuras, un sistema muy popular en Estados Unidos; luego las forraba en piedra por tema de legislación. Otros del pueblo se animaron ha hacer casas y también a arreglar las suyas, pero la crisis de la construcción frenó todo; entonces me decidí a levantar Torrebruñac para convertirlo en albergue, aunque finalmente tomó forma de casa rural: además, así homenajeaba a mi casa familiar. Palo es un pueblo de segundas viviendas: en invierno quedamos muy pocos. Hay otro establecimiento, Casa Rural El Olivar".

Palo: 'Yabadabadú' en casa del carpintero

La edificación de Torrebruñac, a dos kilómetros de la entrada del pueblo, tiene las figuras de un toro y una vaca a tamaño natural que llaman la atención desde la carretera. La sorpresa aumenta al ver la decoración; figuras de dibujos animados muy reconocibles, con los Picapiedra y el Pato Donald como presencias estelares. "Encaminé la casa hacia familias con niños, caben hasta 22 personas, y ha tenido una buena respuesta; no es para hacerte rico, pero sí un medio de vida digno. Hay un gran salón común y habitaciones para las parejas, varios baños con ducha y la cocina perfectamente equipada, amén de una sala de dormitorio grande con literas para los niños, que disfrutan juntándose con otros chavales; se han dispuesto juguetes y bicis para ellos. En el jardín está una obra mía que gusta mucho, el troncomóvil de los Picapiedra a tamaño ‘real’, es decir, que te puedes sentar y hacerte la foto".

José tiene energía suficiente para retos adicionales, así que se ha sumado a la pasión por el cultivo trufero. "Tengo mis encinas hace casi diez años; me animaron otros que se habían puesto las suyas, y me gusta. Este año he empezado a regar a mitad de agosto, cogí algo hace cinco años; a ver qué ocurre en éste".

En el término municipal de Palo resalta la existencia del antiguo santuario de Nuestra Señora de Bruis, importante en todo el valle de La Fueva. "Antaño –remata José– era un lugar de encuentro para hacer negocios, saldar pactos, incluso para bodas. Llegó a tener mucho patrimonio, y ermitaño. Ahora hay una casa del Obispado que se arregló en los años ochenta para Cáritas, y va funcionando los veranos como albergue y casa de habitaciones; hay grupos de jóvenes y atención especial a minusválidos".

LOS IMPRESCINDIBLES

Ermita de San Clemente

Del siglo XII; mal conservada, su ábside (típico del románico lombardo) es muy interesante. Se puede observar un friso de arquillos ciegos en la parte superior; bajo el tejadillo se ha conservado un friso de dientes de sierra.

Parroquia de San Martín

La iglesia actual, en la parte más alta del pueblo, data del XVII y es obra del cantero grausino Claudio Casales. A finales del siglo pasado se restauró la cubierta, amén de pintarse los paramentos y bóvedas del interior.

O Lugar de Palo

Esta asociación se creó para que los palenses ausentes se involucrasen en la vida del pueblo más allá de sus visitas puntuales. Centra su operativa en las fiestas, con buen resultado; el reto es hacer más cosas el resto del año.

Ir al espacio 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios