Aragón

Aragón, un país de montañas

La maleta perfecta: cinco claves para conseguirla (y no morir en el intento)

Para muchos hacer la maleta es un proceso tedioso y muy estresante que puede provocar, incluso, que las vacaciones empiecen con mal pie.

Aunque parezca mentira, una buena maleta augura el éxito de las vacaciones.
Freepik

Las vacaciones de verano son, posiblemente, el momento más ansiado del año por la mayoría. Sin embargo, antes de poder desconectar del trabajo, hay que hacer frente a un último reto: hacer la maleta y hacerla bien.

Lo primero: consultar el tiempo. Aunque sea verano, no se puede asegurar que en todos los destinos las prendas adecuadas sean las más frescas. Por eso, lo primero que se debe hacer es consultar la climatología del destino para saber si se deben llevar prendas de abrigo. Eso sí, también es fundamental no sobrecargar la maleta con chaquetas y sudaderas, ya que quitarán mucho espacio y harán que el equipaje pese el doble. Pensar en las actividades que se van a realizar. Las prendas elegidas serán diferentes si se trata de un viaje en la playa, si se va a hacer turismo por una ciudad o si se van a realizar actividades deportivas en la montaña. Hacer una lista con las actividades, las prendas y accesorios que exigen es la mejor idea para no olvidarse de ningún detalle y estar preparado. Planificar la duración de la estancia. El tamaño del equipaje debe ser directamente proporcional al número de noches que se pasan fuera de casa. Vamos, que no se puede pretender llevar una maleta gigante para pasar un fin de semana en la playa ni una mochila minúscula para una excursión de cuatro jornadas por el monte.  Los 'por si acaso' no existen. Con una buena planificación es prácticamente imposible que ninguno de los conjuntos elegidos para las vacaciones falle.  Además, de nada sirve llenar la maleta con prendas que no se necesitan, pues, durante las vacaciones, la comodidad está por encima de todo. Lo mejor es apostar por lo más práctico y no olvidarse de los imprescindibles: teléfono móvil, cargador, cartera, pasaporte, cámara de fotos, medicamentos… Doblar y colocar de manera meticulosa. Una de las claves para hacer una buena maleta es la organización. Por ejemplo, lo mejor es situar las prendas más pesadas al fondo (así el resto de ropa no se arrugará con la misma facilidad) y buscar que todos los niveles sean regulares para que quepa todo. La ropa debe estar siempre debidamente doblada o enrollada para evitar que se estropee.

Etiquetas
Comentarios