Aragón

La nota de corte de seis grados de la Universidad de Zaragoza todavía no se ha movido

Hace tres años, Física no modificó su calificación de acceso ni siquiera una milésima de punto durante todo el proceso de admisión.

Examen de la Evau, antigua selectividad, en un aula de la Universidad de Zaragoza el pasado junio.
Examen de la Evau, antigua selectividad, en un aula de la Universidad de Zaragoza el pasado junio.
Oliver Duch

Acceder a determinadas titulaciones de la Universidad de Zaragoza cada vez es más complicado. Las elevadas notas de corte que se registran en algunos grados impiden que cientos de aragoneses cursen los estudios que desean. Sin embargo, aquellos que tienen una calificación cercana a la conocida como nota de corte siempre albergan la esperanza de que los tres, cuatro o incluso diez aspirantes que se encuentran por delante acaben declinando acceder a la titulación. Un hecho que se repite en la mayoría de las carreras, e incluso en algunas llega a suponer varios cientos de candidatos. Por ejemplo, Medicina y Enfermería son grados con mucho movimiento, por lo que se puede estar en el número 200 de la lista de espera y acceder al título.

No obstante, a veces el destino es caprichoso y aún estando el primero de la lista de espera no se logra una plaza. Esto les ocurrió a los alumnos que hace tres años presentaron su solicitud para estudiar Física: la nota de corte de julio fue de 7,726 y no se movió en ningún momento del año; por lo que aquel que se encontraba en el primer puesto de la lista de espera ni siquiera tuvo la oportunidad de matricularse. Este hecho es algo excepcional que solo ha ocurrido en esta ocasión en los últimos años. Sin embargo, esto no quiere decir que no pueda volver a pasar.

De hecho, tras el primer llamamiento, un total de seis carreras de la Universidad de Zaragoza tienen la misma nota de corte que en julio. Esta situación se da en Biotecnología, que sigue manteniendo el 12,507 que se exigía en un primer momento, Ciencia y Tecnología de los Alimentos (10,322), Terapia Ocupacional (8,355), Marketing e Investigación de Mercados (7,526) y Magisterio en Educación Infantil (8,934) y Primaria (9,125). Ambas titulaciones educativas son las que se ofertan en la capital aragonesa.

Estos casos se producen porque todos aquellos que han sido admitidos por orden de calificación han realizado la matrícula. Quién sabe, quizás en los próximos llamamientos, alguno pueda aspirar a otra carrera o ciudad que le conviene más y deja una plaza libre. Si esto no ocurriera, el primero de la lista de espera nunca tendría la oportunidad de entrar.

En una gran número de titulaciones los cambios registrados en la nota de acceso tras este primer llamamiento son ínfimos. Llegando a suponer en algunos casos solo 9 milésimas de diferencia. Esto es lo que ha ocurrido en el doble grado de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (DADE), que pasó de exigir una calificación de acceso de 12,007 a 11,998. En una línea similar se han movido otros como Química (de 9,373 a 9,347), Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (de 10,304 a 10,248), Medicina en Zaragoza (de 12,732 a 12,653) y Medicina en Huesca (de 12,61 a 12,528).

En el lado opuesto, algunas titulaciones ya han dejado de pedir una nota mínima de acceso y, por lo tanto, todos aquellos estudiantes que se habían presentando a través de la selectividad en junio han conseguido una vacante. Esta situación se da en Bellas Artes, cuya calificación de acceso ha pasado de 7,148 a un 5; y en Magisterio en Educación Infantil de Huesca, de 6,147 a 5.

Más llamamientos

El lunes 3 de septiembre, la Universidad de Zaragoza realizará un nuevo llamamiento para ocupar aquellas plazas que todavía tienen vacantes y lista de espera. La matrícula se llevará a cabo del 4 al 6 de septiembre. Esta dinámica se repetirá durante todos los lunes del mes: este es el día escogido tradicionalmente para hacer los llamamientos, mientras que las matrículas correspondientes se efectúan entre el martes y el jueves.

Tal y como recuerdan desde el campus público aragonés, las vacantes que se produzcan tras estas semanas serán cubiertas hasta el 31 de diciembre por los integrantes de las correspondientes listas de espera, “por riguroso orden de las mismas y mediante un correo electrónico”. A partir del envío de este mensaje, el solicitante dispondrá de veinticuatro horas para aceptar o rechazar la plaza. Si no lo hace, decaerá de la lista.

Experiencias anteriores

En el proceso de admisión de la UZ del año pasado se registraron todo tipo de situaciones. Aunque no hubo ninguna titulación que no modificara su nota de corte, algunas sí que lo hicieron en poco más de 3 centésimas. Este es el caso de Ingeniería Informática en Zaragoza, que pasó de un 9,724 en julio a un 9,691 en diciembre, solo 33 milésimas menos. Una situación parecida se repitió en el doble grado en Física y Matemáticas, que se estrenaba en esta convocatoria. Desde el mes de julio hasta diciembre -momento en el que se cierran matrículas- su calificación de acceso solo se redujo en 26 centésimas: de un 13,514 a un 13,254. En el lado opuesto se sitúan la Ingeniería en Tecnologías Industriales (de 8,474 a 5) y Terapia Ocupacional (de 8,441 a 5).

Etiquetas
Comentarios