Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

San Voto y el conde de Aranda, 'guías' en las visitas a San Juan de la Peña

Varios personajes relacionados con el monasterio Viejo explican la historia de este templo aragonés en las escenificaciones de la obra ‘Historia y leyenda bajo la roca’, que se representa hasta el 24 de agosto.

El legendario San Voto recorre las estancias del monasterio Viejo de San Juan de Plan, que él fundó según dice la tradición.
El legendario San Voto recorre las estancias del monasterio Viejo de San Juan de Plan, que él fundó según dice la tradición.
D. Fernández/V. Cervera

Dos monjes benedictinos reciben a los viajeros que llegan a San Juan de la Peña en la visitas teatralizadas que se realizan en el monasterio antiguo hasta el 24 de agosto. Los religiosos «tratan a los visitantes como si fueran peregrinos, que era lo que estaban acostumbrados a recibir hasta 1675 en que ardió y se trasladaron al monasterio Nuevo», explica Toño L’Hotellerie, autor de la dramatización, quien señala que «con esta primera escena intentamos que los espectadores se sumerjan en una especie de sueño en el que se revive lo que era la vida habitual del monasterio, y varios de los hitos más representativos de su historia».

Se trata de «recorridos de 50 minutos, para que los disfrute un público amplio, familiar, por lo que hemos buscado, además de la calidad en la escenografía, el vestuario y la documentación, que en el guión haya también toques de humor y los visitantes no solo conozcan más sobre el monasterio sino que sea un visita entretenida, en la que se aprendan y se diviertan», afirma José Ramón Ceresuela, responsable del Monasterio de San Juan de la Peña. Las visitas teatralizadas se realizan de lunes a jueves a las 13,30 y 19.30;y los viernes, a las 13.30. El precio es de 12 euros para adultos, 7 para niños de 6 a 14 años, y gratuito para los menores de seis (Reservas en el tel. 974 355 119). Conviene estar media hora antes porque el coche debe aparcarse en el monasterio Nuevo y subir al Viejo en el autobús lanzadera que une ambos lugares.

Primera misa

L’Hotellerie es uno de los dos actores, junto a Emilio Larruga, que ponen en pie todas las tramas en las que los visitantes podrán ‘asistir’ a la primera misa de rito católico latino celebrada en la península Ibérica tras el cisma del siglo XI, que fue oficiada precisamente en San Juan de la Peña. «Descubrimos el himno que se cantó en la misa, el ‘Rector Potens’, que según las fuentes es el que se interpretó en la iglesia románica de la parte superior el 22 de marzo de 1071; se da la circunstancia que desde esa fecha nunca se había vuelto a cantar, y ahora los visitantes pueden escucharlo en una grabación realizada en directo con Schola Cantorum Paradisi Portae», explica L’Hotellerie. También conocerán a San Voto, según la leyenda fundador, junto a San Félix, del monasterio; al maestro cantero que labró los hermosos capiteles del claustro; el panteón de los reyes aragoneses; o el incendió que destruyó el recinto monacal en 1615 y provocó la construcción de monasterio nuevo.

El público también descubrirá por qué el conde de Aranda fue enterrado en San Juan de la Peña; y el abad del templo relatará la importancia del monasterio como cuna de la Corona de Aragón y la relación con el Santo Grial de este emblemático monumento religioso.

Una capa con tres mil cristales

Para las recreaciones y ambientación se ha contado con la el asesoramiento de historiadores y expertos. «El atrezo del cantero es el que se usaba en la época, en la celda monacal desde los objetos a la ropa o la comida recogen el modo de vida de monjes, y en la biblioteca contamos con cartas auténticas de los abades que nos ha cedido el ayuntamiento de Jaca», explica L’Hotellerie. Tampoco se ha escatimado esfuerzos en el vestuario:«los hábitos de los monjes se han confeccionado siguiendo patrones auténticos de la orden del siglo XVII; la capa del abad sigue el modelo de la capa pluviar del abad de Roda guardada en el Museo de Huesca y lleva tres mil cristales para darle brillo; y el traje que viste el Conde Aranda es un réplica del que llevaba cuando lo enterraron», añade.

La entrada sirve también para visitar el Monasterio nuevo y la iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós. En el monasterio nuevo se encuentran el centro de interpretación de la naturaleza del Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel y el centro de interpretación del Reino de Aragón, además de la zona recreativa de San Indalecio, con instalaciones para comer.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión