Despliega el menú
Aragón

Siete horas retenidos en el vuelo Zaragoza-Palma

Unos 180 pasajeros tuvieron que ser desviados al aeropuerto de Barcelona por las fuertes tormentas que afectaron al espacio aéreo balear

Un avión de Ryanair.
Los tripulantes no descartan más paros en Ryanair y piden ayuda al Gobierno
Reuters

Unos 180 pasajeros pasaron ayer cerca de siete horas atrapados en el vuelo de Ryanair Zaragoza-Palma de Mallorca que tendría que haber salido del aeropuerto de la capital a las 14.15. El avión despegó con media hora de retraso y, aunque estaba previsto que aterrizase en Palma a las 15.56, tuvo que ser desviado al aeropuerto del Prat, en Barcelona, debido a las fuertes tormentas registradas a esas horas en el espacio aéreo balear, que afectaron a al menos cinco vuelos.

El trayecto apenas tendría que haber durado hora y media, pero se prolongó unas siete. Hubo pasajeros que utilizaron sus redes sociales para denunciar la situación y criticar la "falta de información" que, siempre según su versión, predominó durante el vuelo. La web de Aena llegó a informar de que el avión aterrizaría en Palma a las 19.25, pero tampoco se cumplió ese plazo.

Los propios pasajeros, entre los que había numerosos aragoneses, confirmaron que el en interior se vivieron "momentos de nerviosismo" y que la tripulación "cambió" en torno a las 17.30 tras cumplir sus horas de vuelo. Criticaron, asimismo, que no se les facilitasen botellines de agua fría durante las horas que estuvieron retenidos en la pista del aeropuerto de Barcelona, momento que aprovecharon para rellenar las correspondientes hojas de reclamaciones. El avión llegó a su destino en torno a las 21.00.

Etiquetas
Comentarios