Aragón

La venta de tractores cae un 17% en Aragón por la reducción del plan Renove y las malas cosechas

La renovación de maquinaria agrícola durante el primer semestre del año ha descendido de forma notable en la Comunidad debido a las restricciones del plan Renove agrario y a las malas cosechas que arrastra el campo aragonés.

Los tractores son la maquinaria agrícola más representativa.
Heraldo

La venta de tractores ha caído, en el primer semestre del año, un 17% en la Comunidad aragonesa, según los datos publicados por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondientes a las inscripciones habidas en los Registros Oficiales de Maquinaria Agrícola (ROMA) de todas las provincias de España. Unas cifras que auguran un desplome en la renovación de la maquinaria agrícola en el campo aragonés, al menos durante lo que resta de año.

A 30 de junio de 2017 se habían inscrito 469 tractores nuevos, mientras que este año, durante el primer semestre, tan solo lo han hecho 338. Este descenso es aún más notable si comparamos las cifras del mes de junio con las del mismo mes del año pasado, donde el desplome roza el 20%, ya que ahora se han comprado 82, frente a los 102 que se adquirieron en 2017.

“Las malas cosechas, los precios bajos del cereal y un plan Renove que financia solamente la adquisición o adaptación de aplicadores de purines están detrás de esta gran caída”, señala José Manuel Roche, presidente de la Unión de Pequeños Agricultores y ganaderos (UPA) en Aragón. “Durante los últimos años, las cifras oscilan por estas fechas con pequeñas variaciones, pero una caída tan acuciante como esta se debe sobre todo a las malas campañas que venimos soportando”. De esta forma, a pesar de que el plan Renove no incluya este año la renovación de tractores, Roche apunta que “este descenso se debe en gran parte a la falta de liquidez de los agricultores, que se ven obligados a aguantar sus vehículos una temporada más y llevarlos al taller con el objetivo de conseguir más ingresos”.

En España, también caen las ventas

Aragón se sitúa, así, como la cuarta comunidad donde más han disminuido las ventas, tras la Región de Murcia (34%), las Islas Baleares (29%) y el País Vasco (un 27%). En el conjunto del país, aunque el descenso es algo menor, en torno al 10%, también refleja esta misma tendencia, que frena el aumento que estaba sufriendo en los últimos años. A pesar de que la venta de tractores cayó, entre 2007 y 2012, hasta las 8.655 unidades, tras haber alcanzado, en el año 2004, la cifra de 19.875, la tendencia se invirtió en 2013, hasta lograr, en 2017, el dato de 12.457 unidades adquiridas. En cambio, este año, en este primer semestre, la venta ha quedado muy por debajo de la alcanzada en la pasada temporada, 4.989 frente a 5.518, lo que reprime de golpe la recuperación que estaba consiguiendo el sector.

Este año, el plan Renove agrario está dotado con cinco millones de euros, destinados exclusivamente para la adquisición del dispositivo de localización en suelo de los purines. “Muchos agricultores habrán decidido esperar a cambiar su tractor cuando puedan acogerse a una subvención, un tractor es una gran inversión, ya que cuesta en torno a 80.000 euros, pero sobre todo este gran descenso se debe por falta de liquidez”, asegura el presidente de la UPA. “Si se hubiese incluido la renovación de tractores en el plan Renove el volumen de ventas habría aumentado en 200 unidades máximo y los datos se situarían por debajo de los alcanzados la temporada pasada, por lo que detrás de esta caída hay otros factores”.

A pesar de ello, Roche sostiene que la renovación del parque de maquinaria agrícola es fundamental para mejorar la productividad y la competitividad de las explotaciones, para reducir las emisiones y sobre todo para evitar accidentes, por lo que se debería de incluir en los futuros plan Renove. “Hay que apostar por las nuevas tecnologías y por una agricultura más sostenible, para ello cambiar el tractor se convierte en un elemento esencial”.

Etiquetas
Comentarios