Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Infraestructuras

Desmontan la cubierta de amianto del hangar que será la futura estación de Canfranc

Una empresa retira las placas de fibrocemento y las lleva a un vertedero. Este material está prohibido en España desde 2002

Desmantelan la cubierta de amianto de la futura estación de Canfranc

La obra de la explanada de Canfranc lleva un mes y ya se deja ver desde el paseo de los Melancólicos. El hangar del transbordo en el que se cruzaban los trenes españoles y franceses, donde se construirá la futura estación, se ha quedado en un esqueleto porque la cubierta del edificio era de amianto y una empresa especializada la ha desmontado. Las placas de fibrocemento del hangar han sido retiradas por obreros que trabajan protegidos con trajes de buzo y mascarillas para evitar el riesgo de estar expuestos a este material. Además, deben cubrirlas para trasladarlas en sacos especiales de un metro cúbico de capacidad y así, enlonadas, llevarlas en camiones especiales hasta el vertedero autorizado que está en Zaragoza.

En las mediciones realizadas durante el desmontaje, que es obligatorio, apenas se han notado restos de amianto. Aun así, el Instituto Aragonés de Seguridad Laboral (ISSLA) tiene que realizar un análisis posterior de la zona para autorizar la obra en la futura estación ferroviaria, que tendrá 1.000 metros cuadrados.

En el hangar donde entrarán los trenes de pasajeros se han sacado unos 10.000 metros cuadrados de placas y en la parte del hangar oeste, que se destinará a la nueva estación, se han desmontado unos 2.300 metros cuadrados de placas.

El ISSLA tiene previsto que después de la retirada de la cubierta inicial haya que quitar manualmente los trozos perceptibles a simple vista, y luego realizar un análisis en laboratorio de la tierra del edificio para determinar si queda contaminación con amianto. Los primeros análisis se han tomado ya en las catas realizadas y podrían conocerse los resultados de las muestras a finales de agosto.

«Es un trabajo previo que tenemos que hacer en casi todos los edificios de la explanada (salvo el de la antigua estación) porque se hizo con esta cubierta de fibrocemento. Así ocurre en el que acogerá el Centro de Peregrinos», detalló Carmelo Bosque, director general de Urbanismo del Gobierno de Aragón. «La empresa especializada es una subcontrata de la UTE Acciona-Avintia del grupo Valero López», agregó.

Mientras avanzan los trabajos previos en el edificio que acogerá la estación, la UTE ya ha presentado también un documento a Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para emprender el nuevo haz de vías y levantar la que será la nueva plaza de Canfranc. «Cuando Adif apruebe el proyecto del haz de las vías se podrá empezar a trabajar», precisó Carmelo Bosque.

El ritmo del primer mes del trabajo en la explanada se presenta bueno para todas las partes implicadas. La UTE y el Gobierno de Aragón saben que tienen que empezar varias obras de la explanada al mismo tiempo porque el edificio del futuro Centro de Peregrinos está financiado un 65% por la Unión Europea y tiene un plazo limitado para ejecutarlo. Lo mismo ocurre con las obras que deben emprender en las marquesinas y la fachada del edificio histórico para las que Fomento destina el 1% cultural.

En principio, para el Centro de Peregrinos, situado al norte de la explanada, se va a adjudicar un contrato de seguridad la semana próxima. Aun así, la empresa especializada en retirar el amianto también tendrá que actuar en este edificio para llevarse las placas de fibrocemento y cumplir el protocolo del ISSLA.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo