Despliega el menú
Aragón

“La ganadería extensiva podría proteger a los pueblos del Pirineo de incendios como los de Grecia”

Los ganaderos del Pirineo aragonés defienden esta medida para detener la amenaza de un incendio devastador que llegue a las poblaciones y reclaman la ayuda de las instituciones para facilitar un acuerdo.

Un rebaño de ovejas trashumantes pastando en las praderas de Formigal.
“La ganadería extensiva podría proteger a los pueblos del Pirineo de incendios como los de Grecia”
Laura Zamboraín

Portugal o Grecia, ambos son un triste ejemplo de en lo que pueden derivar los incendios forestales. Tras esta última oleada, el número de fallecidos en Grecia ascendió a 91,  lo que ha hecho saltar las alarmas de poblaciones que se encuentran rodeadas de monte, como es el caso de la mayoría de localidades del Pirineo aragonés. La Diputación Provincial de Huesca ha aprobado por unanimidad una declaración institucional que urge el cambio de la gestión forestal  y los ganaderos apoyan esta decisión defendiendo que la ganadería extensiva es fundamental para evitar una tragedia.

“Los animales son capaces de consumir mucho más de lo que una brigada puede desbrozar”, asegura Joaquín Solanilla, secretario provincial de UAGA-Huesca. “Eso no significa que no sean necesarios -apunta- debe ser un trabajo de todos, tenemos que encontrar un equilibrio y para ello las instituciones son fundamentales”.

En este momento, la dirección general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha establecido la prealerta roja por riesgo de incendios forestales en gran parte de la Comunidad debido a las altas temperaturas y al fuerte viento que se prevé.  “A pesar de las lluvias de los últimos meses, agosto es un mes muy duro, climatológicamente hablando, y el monte se seca”, señala Solanilla. “Además, este aumento de las precipitaciones ha provocado que la maleza crezca mucho, lo que provocaría que un posible incendio se propagase con mayor rapidez”.

Por este motivo, desde varias asociaciones, entre ellas la UAGA, respaldan la idea de que se debe aprovechar el ganado para desbrozar el monte, sobre todo cerca de las poblaciones. “La ganadería extensiva es el método más responsable con el medio ambiente con el que llevar a cabo esta ardua tarea, pero para ello las instituciones deben apoyarlo y facilitarlo”. Y es que para que esta tarea sea efectiva, atestigua el secretario provincial de UAGA-Huesca, “se debe cerrar una superficie del monte y dejar a los animales allí durante unos días para que trituren todo”. “Este aprovechamiento salvaje es el único eficaz, ya que de esta manera los animales comen una mayor cantidad de maleza”, declara.

“En este momento -afirma Solanilla-, cerrar algunas superficies no es fácil, por eso debemos conseguir un acuerdo entre todos los agentes sociales y ser conscientes de la necesidad de proteger del fuego a las poblaciones en las que vivimos. A pesar de que el trabajo de los medios, una vez se producen los incendios es ejemplar, la prevención es fundamental”. Las características del terreno y el viento pueden ser dos factores determinantes para que se descontrolen los incendios es, por ello, que los ganaderos reivindican su papel. Y es que cada vez hay menos ganado, ya que en la última década se han perdido un millón de cabezas. “Recuperar el valor de esta labor, que es la medioambientalmente más responsable, es esencial para que no ocurra lo mismo que en Grecia o en Portugal”.

Etiquetas
Comentarios