Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

¿Crees que podrías sufrir nomofobia?

Más de la mitad de los jóvenes mayores de 16 años tiene miedo a salir de casa sin el móvil.

¿Eres de los que no puede salir de casa sin el móvil?
¿Eres de los que no puede salir de casa sin el móvil?
Freepik

¿Eres un ‘adicto’ al móvil? Los smartphones se han convertido en un elemento imprescindible de la vida diaria de muchas personas. Hoy en día, salir de casa sin el teléfono es impensable.

Los móviles han revolucionado la manera en que nos comunicamos, nos informamos e incluso compramos. Utilizarlos no es negativo, pero si se abusa de ellos sí que puede ser un problema.

Durante los meses de verano, el uso de las redes sociales con los dispositivos móviles aumenta considerablemente. Publicar dónde estás veraneando o subir fotos de lo que estás haciendo es un hábito más en la vida de muchos jóvenes. De hecho, según una encuesta realizada por Kaiku Caffè, más del 70% de los jóvenes españoles se siente mejor cuando recibe muchos ‘likes’ en sus fotografías.

El miedo irracional a salir de casa sin el móvil u otros dispositivos tecnológicos se denomina nomofobia. Según un estudio realizado por Nascia, más de la mitad de los jóvenes mayores de 16 años sufre estrés nomofóbico. Esto puede derivar en episodios de estrés o ansiedad que se agravan cuando los jóvenes pierden el contacto con sus amigos y solo disponen de la tablet o el teléfono como única vía para mantenerlo.

Esta fobia afecta más a los chicos que a las chicas. Según los datos extraídos del informe, un 55% de chicos se ven afectados frente a un 45% de chicas. Eso sí, en cualquiera de los sexos, quedarse sin batería, sin datos para poder navegar o tener una avería, puede incrementar un 20% el nivel de estrés.

El uso continuado del teléfono móvil puede provocar cansancio y alteraciones del sueño. El 55% de los jóvenes entre 16 y 25 años reconoce utilizar el móvil a altas horas de la madrugada. Para evitar estas situaciones es necesario establecer una serie de pautas, como por ejemplo, determinar unas horas concretas del día para usar los dispositivos tecnológicos, realizar actividades físicas para tener la mente ocupada y limitar los datos durante el verano.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven. 

Etiquetas
Comentarios