Despliega el menú
Aragón

Andorra exige retrasar el 'apagón' hasta 2050

Los partidos también exigen realizar las inversiones necesarias para adaptarla a las exigencias medioambientales de la Unión Europea.

La térmica de Andorra
La térmica de Andorra
A. RIVERA

La comarca de Andorra-Sierra de Arcos y el Ayuntamiento de Andorra instan al Gobierno de Pedro Sánchez a retrasar hasta 2050 el fin del carbón. Ambas instituciones han aprobado en las últimas horas una moción promovida por IU, partido que gobierna en Andorra, en la que rechazan la decisión del Gobierno de España de avalar el cierre de la térmica en 2020.

Los partidos también exigen a Enel, propietaria de la central, "que realice las inversiones necesarias para adaptarla a las exigencias medioambientales de la Unión Europea y alargar su periodo de vida en cumplimiento de los compromisos adquiridos históricamente con los trabajadores".

La moción urge al Ejecutivo de Pedro Sánchez y al de Javier Lambán a crear "un plan de desarrollo económico para Andorra y las comarcas mineras" que sea capaz de atraer nuevos proyectos empresariales, genere empleo y diversifique la economía de estos municipios, una iniciativa que, según defiende el texto, deberá contar con la participación de los ayuntamientos, y los agentes económicos y sociales afectados.

Su cuarto punto es quizá el más importante. En él, los grupos reclaman al Gobierno de España "la redacción, presentación y aprobación de un plan energético nacional que sitúe en el año 2050 el horizonte de energías renovables y autosuficientes". "Mientras –continúa el texto– exigimos una alternativa de reindustrialización que asegure una reserva estratégica de carbón nacional que permita una transición justa".

La iniciativa, votada este jueves en el Consistorio andorrano, aboga por prohibir la importación del carbón e imponer una ecotasa para el carbón no autóctono. Los partidos consideran que el Gobierno "ha dejado bien claro su aval al cierre de aquellas centrales térmicas en las que no se hayan acometido las inversiones medioambientales exigidas por Europa". Creen, en este sentido que la decisión adoptada por Enel "supone un duro mazazo" tanto para la comarca como para Teruel y para el conjunto de Aragón.

El propio texto lamenta que los planes de reindustrialización "no han dado frutos suficientes", de ahí que se quiera evitar un cierre abrupto en 2020 y se proponga 2050, plazo que manejan otros países de la Unión, para dar el carpetazo definitivo al carbón.

Etiquetas
Comentarios