Despliega el menú
Aragón

Ryanair deja tirados a 378 pasajeros de los dos vuelos que unen Zaragoza y Bérgamo

Los afectados fueron los viajeros que no pudieron aterrizar en la capital aragonesa y los que iban a salir. La huelga de tripulantes de cabina de la compañía provocó las cancelaciones.

Un grupo de afectados, ayer ante el panel que anuncia la cancelación del vuelo a Bérgamo.
Un grupo de afectados, ante el panel que anuncia la cancelación del vuelo a Bérgamo.
Aránzazu Navarro

Casi 400 pasajeros de la ruta entre Zaragoza y Bérgamo se quedaron tirados este miércoles en ambos aeropuertos a consecuencia de la huelga de tripulantes de Ryanair, que continuará este jueves y podría afectar al vuelo que parte a las 20.30 a Londres. En principio, el paro no iba a alterar los vuelos de la capital aragonesa salvo a uno con destino a Palma de Mallorca y cuya cancelación había sido anunciada hace una semana. Sin embargo, los viajeros zaragozanos terminaron viéndose perjudicados por la incidencia que la protesta laboral tuvo en Italia.

De hecho, parece que fue el colapso que se organizó en los aeropuertos de Pisa, Bolonia y Bérgamo, donde se cancelaron 165 vuelos en total, lo que provocó la suspensión del que tenía que salir de Zaragoza a las 17.50 con destino a esta última ciudad.

Los 189 viajeros que tenían previsto partir hacia Milán se vieron desagradablemente sorprendidos por un escueto correo electrónico que recibieron en sus móviles tan solo cinco horas antes de la salida. El aviso no solo provocó su indignación sino que a más de uno le causó un serio problema puesto que se vio sin tiempo para buscar alternativas al viaje. Muchos de los afectados lamentaban que la cancelación les suponía un cambio inesperado en sus planes de vacaciones y señalaban que iban a perder conexiones con otros vuelos.

"Estamos buscando otros vuelos para ir a Milán porque no queremos perder la primera noche de hotel ni la visita guiada que tenemos reservada para el jueves", comentaban con desesperación Rocío Fernández y sus hijas Natalia y Claudia Sánchez tras conocer la cancelación del vuelo.

Perjuicios antes de salir

Ellas se enteraron de la suspensión cuando ya estaban en el aeropuerto y lo vieron reflejado en el panel informativo. Visiblemente nerviosas, apuntaban que la compañía no les ofrecía soluciones que compensaran esas pérdidas y perjuicios que ya estaban experimentando en su primer día de vacaciones.

Como ellas, alrededor de 50 personas se habían acercado al mostrador de Ryanair en el aeropuerto zaragozano para exigir una explicación y sobre todo, una solución factible a la cancelación de su vuelo. Allí, los trabajadores de la compañía les pidieron disculpas y ofrecieron el reembolso del dinero del billete o el cambio de este por otro.

Pero además del vuelo suspendido a Bérgamo, otros 189 viajeros que estaban en ese aeropuerto italiano y pretendían viajar hasta Zaragoza tampoco pudieron hacerlo debido a la huelga de tripulantes de cabina en Italia y se quedaron colgados en Milán.

Los problemas causados por el paro generaron preocupación en otros viajeros que tenían destinos diferentes pero la misma compañía aérea. Este fue el caso de Cintia Casado y sus padres, que tenían previsto viajar a Londres. Tras dos horas de nerviosismo, vieron felizmente como el panel de anuncios daba luz verde a su vuelo al aeropuerto de Stansted a las 17.05 sin problemas.

"Al enterarnos de la huelga, mis padres llamaron a Ryanair y les confirmaron que nuestro vuelo no se vería afectado", contó Cintia Casado. Aun así, hasta que no cruzaron la puerta de embarque no se quedaron tranquilos. Igualmente, el vuelo de Nápoles aterrizó sin mayor problema en Zaragoza.

A raíz de lo acontecido, la Asociación de Consumidores y Usuarios de Aragón (Informacu), anunció que pondrá durante agosto un teléfono para todos aquellos que quieran hacer reclamaciones relacionadas con vuelos y otros servicios de Ryanair afectados por la huelga. Las distintas asociaciones de consumidores recuerdan que en casos de cancelaciones de vuelos con origen o destino a un aeropuerto europeo se tiene derecho al reembolso del billete, a un transporte alternativo o una compensación económica.

Etiquetas
Comentarios