Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Alimentación

Aragón no se plantea regular la venta de leche cruda por una "cuestión de seguridad alimentaria"

El Gobierno de Aragón no tiene intención de abrir el mercado a la venta de este tipo de leche, y se muestra escéptico con respecto a esta medida adoptada por la Generalitat.


Las polémicas declaraciones de la consejera de Agricultura del Gobierno catalán, Teresa Jordà, han reabierto esta semana el debate en torno a la venta y el consumo de leche cruda, un alimento que llevaba prohibido 28 años en España y que de pronto la Comunidad vecina se plantea regular.

No sucede así en lo que respecta a la administración autonómica aragonesa, pues en declaraciones hechas a HERALDO, fuentes del Gobierno de Aragón indican que la DGA no se plantea entrar en este tipo de cuestiones por dos razones. La primera de ellas, explican desde el Ejecutivo, es que un producto de este tipo, sin ningún corte o control sanitario, habría que ver qué mercado tiene y qué riesgos está dispuesto a adoptar el consumidor al adquirir esta leche sin tratar, cuyo coste -en principio- podría ser mayor.

Tomar leche cruda es una imprudencia temeraria. Es un retroceso consumirla así

En la actualidad, y según recoge la normativa de Seguridad Alimentariasi la leche no es pasteurizada, no sería segura sanitariamente y, por lo tanto, no se puede vender. "El Gobierno de Aragón en ningún momento se plantea ahora mismo regular nada en torno a la leche ni abrir el mercado a la leche cruda o sin ningún tipo de tratamiento sanitario. No hay ninguna intención de que el Ejecutivo regule este asunto por una cuestión de seguridad alimentaria", zanjan las mismas fuentes, al hacer hincapié en que un producto de este tipo, cuya venta sea libre, puede confundir al consumidor y acarrear determinados riesgos para la salud.

"Si la venta de leche cruda es libre puede pasar que al ir a comprarla te digan que es de esta mañana y lleve tres semanas dando vueltas por el mundo, porque no llevaría ningún etiquetado de caducidad ni de nada", advierten desde el Ejecutivo autonómico, que ve con escepticismo esta medida adoptada por el gobierno catalán. 

También el catedrático de Ciencia y Tecnología de los Alimentos Miguel Calvo considera un desatino plantear esta cuestión, pues alerta de que la lista de microorganismos que pueden viajar en la leche es "bastante extensa" y, a su juicio, no tiene sentido correr riesgos porque no hay beneficio alguno en el consumo de leche cruda.

"Los riesgos son medibles y claros; beneficios, ninguno. La leche cruda hay que hervirla, y hoy en día los tratamientos de pasteurización producen una pérdida irrelevante de vitaminas. Si una persona la compra y la tiene que hervir en casa, las pérdidas son mayores, pero si no la hierve, está jugando entonces a la ruleta rusa", advierte este experto, quien ve en esta medida una cuestión de "modas" que entra en conflicto con los criterios sanitarios que rigen actualmente. 

"La única gracia que tiene esto es recuperar la vieja costumbre de la nata que se queda al hervir arriba... ¡pero maldita la gracia! -exclama el experto- porque los riesgos son muchos". Desde la brucelosis a la tuberculosis, pasando por la listeria -que "va a haber siempre y no la vamos a erradicar nunca"- y otros patógenos que pueden colarse a partir de cisternas, botellas, etc. hasta acabar en el consumidor. "Por controlada que esté una ganadería (los controles son todos los días), si encima añadimos la cuestión de que las vacas pasten por el prado y vayan por donde quieran... hay posibilidades de que adquiera una enfermedad el animal y haya patógenos en la leche antes del siguiente control. Las ganaderías tienen que estar bien controladas antes de autorizar que se venda leche cruda porque hay enfermedades que, aunque estén erradicadas, otra cosa es que se puedan volver a encontrar a partir de animales salvajes en una granja", precisa Calvo. 

 

¿Tiene la leche cruda un mercado potencial?

Aunque tanto el Ejecutivo autonómico como los expertos en esta materia se muestran recelosos con respecto a la existencia de un mercado para la venta de leche cruda, el catedrático de Ciencia y Tecnología de los Alimentos Miguel Calvo pone el foco en la siguiente cuestión: la rentabilidad de unos pocos ganaderos que puedan abordar su venta. "El 95% de los consumidores ni se lo va a plantear, pero con que se lo plantee un 5% ya va a haber negocio para ese 5% de 'domingueros' del Pirineo de Gerona o una cosa parecida a eso. Si el litro de leche cruda se pone a 2 euros, la leche puede parecer rentable, aunque en realidad es un capricho".

A juicio de este catedrático de la Universidad de Zaragoza, la medida en sí es un "sin sentido" que se pone de moda, como muchas otras cosas, y acaba sembrando la polémica cuando los políticos de turno, "que tienen tendencia a presumir de que son muy modernos", se suman al carro y terminan haciendo alarde de un "despiste gigante" o una "demostración absoluta de ignorancia".

"Nadie se imagina lo que es un pollo de cuatro semanas en la nevera... Nadie es capaz de comerse eso. Un pollo de cuatro semanas en la nevera sale él solo corriendo", bromea en alusión a las disparatadas declaraciones hechas por la consejera catalana.

Con la leche cruda, asegura, sucede lo mismo. Es "un sin sentido" que se pone de moda, y que "obviamente" se va a vender muchísimo más cara. "Es una forma de conseguir unos ingresos para unos pocos ganaderos que puedan abordar la venta en el Pirineo de Gerona o en los pueblos... pero en Barcelona es imposible poner unas máquinas expendedoras de leche cruda", sentencia el experto.

Por su parte, desde el Gobierno central, fuentes del Ministerio de Sanidad aclaran que, en estos momentos, se está trabajando en la elaboración de una normativa -un Real Decreto que aborda cuestiones de Seguridad Alimentaria- por el bien de la salud de los ciudadanos, pero niegan que guarde relación con lo que se ha hecho en Cataluña. "Las Comunidades tienen competencia para regular estas cuestiones, y todo lo que se necesite trabajar con la normativa desde la Agencia española de Seguridad Alimentaria se va a hacer, pero en relación a muchos productos. Concretar en esto es confundir al ciudadano", concluyen las mismas fuentes. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo