Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo Joven

Quiero recuperar el deseo sexual

El estrés, la monotonía o determinados problemas en la pareja son algunos de los factores físicos y psicológicos que agudizan este problema.

Cuando el deseo sexual ya ha disminuido, en algunas ocasiones se considera incluso "una obligación más".
Cuando el deseo sexual ya ha disminuido, en algunas ocasiones se considera incluso "una obligación más".
Freepik

La pérdida de deseo sexual es uno de los grandes problemas que puede afectar a una pareja. Son muchos los factores que influyen en esta problemática que, según Eva Mª. González, sexóloga de Psicólogos Sexólogos Zaragoza, se basa en no tener deseo de actividad sexual de forma persistente y ausencia o pobreza de fantasías sexuales.

Para la experta, el órgano sexual primordial es el cerebro, puesto que permite al ser humano imaginar, fantasear y comunicar nuestros deseos. De este modo, González considera "fundamental" cultivar la mente para disfrutar de la sexualidad.

"En la sociedad en la que vivimos, con las obligaciones y responsabilidades, el deseo sexual queda relegado en la mente a un último lugar, ya que se anteponen las tareas cotidianas y se considera el sexo como un ‘extra’. Incluso cuando el deseo sexual ya ha disminuido se considera "una obligación más", tal y como verbalizan algunos pacientes", reflexiona la sexóloga.

Además de la rutina diaria, Eva Mª. González enumera algunas de las variables físicas y, especialmente, psicológicas que influyen en la pérdida de deseo sexual.

Estrés, ansiedad, depresión, problemas en determinadas áreas (laboral, social, familiar,etc), baja autoestima… Problemas en la relación de pareja (discusiones, problemas de comunicación y afectivos, celos, infidelidad, etc). Monotonía o rutina en la relación de pareja y en las relaciones sexuales mismas, lo cual hace que se pierda el interés y la motivación hacia las relaciones sexuales. Falta de intimidad: si la pareja se centra en los quehaceres diarios laborales, sociales, del hogar, familiares, y no busca momentos para la intimidad se pierden las relaciones sexuales.¿Qué puedo hacer?

La psicóloga y sexóloga recomienda romper la rutina sexual buscando nuevos estímulos eróticos y variando la forma de presentación (juguetes sexuales, variación de la hora, el lugar, la forma de besar, etc). Además, aboga por expresar los deseos y sentimientos a la pareja, y conjugar las responsabilidades y obligaciones con un espacio para la pareja que permita disfrutar de la compañía del otro.

"No existen recetas universales para el deseo erótico, por lo cual cada pareja tiene que descubrir lo que les resulta útil y satisfactorio. El deseo sexual es un tema complejo en el que intervienen muchos factores, por ello cuando las parejas han intentado gestionar el deseo erótico y no lo han logrado, sino que han entrado en situaciones conflictivas de reproches y culpabilización, es el momento de acudir al sexólogo para solventar la situación", concluye Eva Mª. González.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión