Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Aragón, pueblo a pueblo

Santa Eulalia del Campo: un municipio lleno de iniciativa que saca músculo en varios sectores

La empresa de foie y patés de pato Tierra Mudéjar cumple treinta años y representa el empuje empresarial de Santa Eulalia del Campo, que pelea contra la despoblación y superó el cierre de la Azucarera CIA en los ochenta.

Santa Eulalia del Campo, en imágenes

En Santa Eulalia del Campo abundan los nombres ilustres en el ámbito aragonés, en una amplia diversidad de sectores. El del notario Honorio Romero, todo un embajador plenipotenciario de su localidad natal en Zaragoza y director de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, sale enseguida entre las valoraciones y el orgullo de sus compueblanos. Lo mismo ocurre con Manuel Teruel, reelegido hace apenas tres meses para un nuevo mandato de cuatro años al frente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza. No se queda atrás en el corazón de los santaeulalianos Miguel Hernández Remiro, el popular ‘tío Chulilla’, un pastor local que "regalaba su don de colocar los huesos en su sitio", como dice un parroquiano en la barra del bar El Sabinar; Miguel murió hace menos de una década y Santa Eulalia le ha dedicado una calle. También el diseñador de moda Arturo Elena tiene aquí sus raíces. A apenas veinte minutos de Teruel, esta localidad que supera por poco los mil habitantes tiene una historia rica, una notable actividad industrial y hostelera y, sobre todo, gente con iniciativa.

A los hermanos Juan Manuel y León Torres les calza perfectamente esta categorización. Ambos fundaron y administran Tierra Mudéjar, empresa del sector alimenticio que trabaja el segmento del pato. "Empezamos –recuerda Juan Manuel– en los transportes; también tuvimos conejos antes, pero optamos por los patos como alternativa y, treinta años después, no nos arrepentimos".

Cuando comenzó la aventura de Tierra Mudéjar, Santa Eulalia aún sufría los efectos del cierre de la Azucarera de CIA. "La habían desmantelado dos o tres años antes, venían rebajando los cupos de la remolacha y finalmente cerraron. Muchos de los trabajadores se fueron a otras azucareras de CIA, sobre todo a Jerez de la Frontera y La Bañeza, en León; se esperaba que llegase otra gran empresa aquí, pero no ocurrió y la población bajó mucho, desaparecieron comercios… toda la zona sufrió, en realidad", recuerda Juan Manuel. Además,  la ganadería pasó años bajo mínimos (aunque ahora ha remontado con el cerdo y el pollo) y el ovino desapareció con la jubilación de los que tenían rebaños; la agricultura no prosperaba por la baja calidad del terreno.

Tierra Mudéjar nació en marzo de 1988 y este año, según apunta Juan Manuel, aún se plantean celebrar de algún modo el trigésimo aniversario. "Trabajamos actualmente 35 personas aquí, hay gente del pueblo y de la zona... y también de fuera, claro. Empezamos con cría, cebo, sacrificio y venta, sirviendo sobre todo al mercado francés, pero enseguida empezamos a tener clientela en España y desde 2002 nos planteamos completar el ciclo productivo y afrontar el despiece y la elaboración de productos de alta calidad, sobre todo foie fresco y una amplia variedad de patés, para llegar directamente al consumidor final. Invertimos en nuevas instalaciones, buscamos distribución en hostelería y cadenas grandes y ahí seguimos, excepto cuatro compromisos a tiendas concretas. En Navidad se triplica el consumo entre particulares, más habitual en restauración".

La vida del pueblo

El municipio está bien surtido de actividad cultural todo el año, y a la hora del ocio siempre ha imperado la fiesta gracias al motor que supone la Peña La Juerga, abierta a todos los moradores del pueblo. Por las patronales pasaron Julio Iglesias en sus primeros días como cantante, además de Los Tres Sudamericanos, Rita Pavone o Peret.

Hay plaza de toros y peña taurina, y también se hace cada mes de junio desde hace cuatro años la Feria del Caballo en la plaza. Otro atractivo local es el Centro Ecuestre que lleva Miguel, granjero de profesión y muy activo en la vida cotidiana del pueblo, que desde hace varios años ofrece clases de hípica y  residencia de caballos para otros propietarios. En hostelería, Santa Eulalia está bien dotada con seis bares y dos restaurantes. Para el ocio nocturno quedan el Pub de Tomás, que abre a diario, y el Distrito los fines de semana.

Santa Eulalia: tejido empresarial variado y firmas de solera en diversos sectores

Santa Eulalia del Campo es, y valga la redundancia, campo abonado para los emprendedores. El almacén de bebidas de Andrés Yus es un ejemplo palmario de éxito empresarial, lo mismo que ocurre con los hermanos Piquer, referencia turolense en el sector de la fruta con raíces en Santa Eulalia, y que tiene base en la capital de la provincia. Plácido Úbeda montó Cementos El Molino en 1996, una empresa familiar que continúa en boga. La empresa Santa Eulalia Ganadera ha cimentado su éxito en la calidad multipremiada de sus quesos (oveja, vaca y cabra) y su variedad de postres; los hermanos Herrero Guillén también se han destacado en el sector de las cosechadoras, y Muebles Gregorio (situada en el centro del pueblo, junto a la plaza de Isidoro de Antillón) es otra referencia dentro de su área. En definitiva, una amplia muestra de iniciativa que ha fijado población y da esperanzas al futuro inmediato y mediato de Santa Eulalia.

LOS IMPRESCINDIBLES

La Inmaculada

La iglesia se caracteriza por su evolución a partir del gótico aragonés hacia una concepción más unitaria del espacio. Se organiza en torno a una única nave de cuatro tramos, que se cubre con bóveda de crucería estrellada.

Isidoro de Antillón

Hijo del pueblo, este geógrafo e ideólogo liberal solamente vivió 36 años; fue fundador de las Cortes de Cádiz y defendió allí entre otras muchas cosas la separación de poderes, la libertad de prensa y la supresión de la Inquisición.

Casa de los Fuertes

La casa más importante del pueblo data del siglo XVI; siempre tenía una habitación preparada para cuando venía el rey. Es impresionante en su decoración, tiene una notable pinacoteca y biblioteca, y no está abierta al público.

Ir al espacio 'Aragón, pueblo a pueblo'





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo