Despliega el menú
Aragón

Mercedes Sediles: "La guardería es clave para las madres y para atraer a los jóvenes"

Suma 15 años en el Ayuntamiento de Lumpiaque y 11 como alcaldesa por el PAR. Esta técnico de laboratorio en una empresa de automoción ve el futuro del pueblo con optimismo.

Mercedes Sediles entró en 2003 en el Ayuntamiento de Lumpiaque como concejala y lleva 11 años de alcaldesa.
Mercedes Sediles entró en 2003 en el Ayuntamiento de Lumpiaque como concejala y lleva 11 años de alcaldes
Macipe

Va a cumplir cuatro legislaturas, ¿se imaginaba estar tanto?

Empecé en 2003 de concejal, entonces yo no sabía cómo funcionaba la administración local. Pero aquella legislatura me sirvió para aprender que podía hacer muchas cosas por el municipio, y eso es lo que me llevó a presentarme como alcaldesa y no, no me imaginaba estar tanto tiempo al frente del Ayuntamiento.

¿Cuál fue el factor determinante para presentarse como cabeza de lista?

Sobre todo poder ayudar a mi pueblo haciendo cosas, porque iba con una serie de compañeros que me motivaban bastante. Además, tener un equipo echándote una mano es muy importante.

¿Qué necesidades había cuándo entraron?

Por mucho que se trabaje y muchas cosas que se hagan, siempre surgen nuevas. En aquel momento había que dar un empujón al presupuesto municipal, intentando tener más fondos para poder hacer inversiones. También eran necesarias varias intervenciones en edificios municipales, hemos reducido la base impositiva del IBI, había que renovar buena parte del sistema de abastecimiento y saneamiento de hacía 40 años. Tampoco contábamos con muchos servicios, como la escuela infantil, infraestructuras o el Plan General de Ordenación Urbana.

Pero queda por hacer.

Los programas electorales los hemos cumplido al 95%, por lo que nos queda el 5% de cada una de las legislaturas anteriores, además de las cosas que hemos ido resolviendo mientras surgían. Tenemos pendiente seguir ejecutando obras para continuar con la renovación de la red de saneamiento y abastecimiento, adecuar los caminos rurales, ampliar la escuela infantil y terminar de invertir en edificios municipales como el Ayuntamiento o el pabellón multiusos.

¿En qué fase se encuentra la adecuación del granero del Conde Aranda?

No está en uso aún. El proyecto lo empezamos en el año 2011 y lo estamos haciendo a través de varias fases. Este año se hará la cuarta, que consiste en arreglar la planta calle. Hasta ahora hemos intervenido en el exterior: fachadas, tejados. Ahora hay que ir al interior. El presupuesto total eran más de 600.000 euros, y eso para un ayuntamiento pequeño es mucho dinero.

¿Se plantean atraer empresas?

La herramienta ya la tenemos, el plan general, pero faltan infraestructuras para adecuar un área industrial. Se trata de obras que son muy costosas y por el momento vamos priorizando con otras actuaciones que se necesitan con mayor inmediatez.

¿Ahora es la agricultura la actividad principal?

Así es. Desde hace tres años he visto cómo se queda a vivir bastante gente joven en el pueblo que se dedica a la agricultura. También es verdad que muchos vecinos trabajan en las empresas auxiliares de Épila y en GM.

¿Qué perspectivas tienen con los parques eólicos del Grupo Villar Mir?

Por fin parece que estamos dando a luz a los dos parques, que es un proyecto en el que llevamos trabajando desde 2007. Ese año empezaron las negociaciones y ya han pasado por todos los procedimientos y fases. Ahora se están haciendo las prospecciones para que este 2018 se solicite el permiso de obras de las dos instalaciones.

¿En qué se va a traducir para el pueblo?

En una inyección y un motor económico muy, muy importante. Por lo pronto, con el impuesto de construcciones supondrá más de 100.000 euros. Gracias a las negociaciones del convenio, la empresa, antes de construir los molinos aportará al Ayuntamiento 250.000 euros para destinarlos a gasto corriente. Después, una vez que los molinos estén en marcha, va a suponer una entrada de 50.000 euros anuales a las arcas municipales. Con esto se pueden hacer muchas cosas en el municipio.

¿Han mejorado las condiciones de los temporeros en la zona?

Con el paso del tiempo, se han podido resolver. Hace unos seis años, este tema no estaba muy controlado, pero poco a poco lo hemos ido controlando y evitando la acampada libre o en cabañas.

En la comunicación con los vecinos, recurren a las tecnologías.

Son una réplica de lo que se hacía tradicionalmente. Primero creamos la página web, que la hemos ido modificando, pero veía que no era suficiente para ponernos en contacto con los vecinos. Vimos la aceptación que tenía el Whatsapp y tenemos un canal en el que ponemos los bandos y las informaciones vinculadas con el Ayuntamiento. Hay unas 200 personas y la verdad es que me gustaría que se apuntara más gente porque es una vía de comunicación inmediata.

¿Qué tal funciona la escuela infantil?

La intención es ampliar la guardería, porque se nos queda pequeña. Se abrió en septiembre de 2011 y desde entonces hay una unidad de 10 plazas, pero se nos va a quedar pequeña porque este año han nacido seis chavales. Ahora hay matriculados nueve, pero esos seis también quieren entrar. Por lo tanto, considero que es un servicio muy bueno para las madres trabajadoras y para que se afiance la gente joven en el municipio. Es esencial.

Etiquetas
Comentarios