Despliega el menú
Aragón

Teresa Azcona: "La globalización hace más necesaria que nunca la TV aragonesa"

La directora general de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (Cartv), Teresa Azcona, está decidida a redoblar la apuesta por el sector audiovisual aragonés y a afrontar el reto de la transformación digital.

La nueva directora general de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, Teresa Azcona, en la sede.
La nueva directora general de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, Teresa Azcona, en la sede.
Toni Galán

De gestora empresarial a dirigir la Cartv. ¿Cómo afronta su nueva etapa?

Es bastante similar a lo que llevo haciendo toda mi carrera profesional. He trabajado en el sector público y privado y en todos los casos me ha correspondido hacer gestión y poner en marcha proyectos.

Sigue al frente de la Film Comission de la DGA. ¿Se plantea desde la Corporación un empuje a la producción audiovisual?

Por supuesto. Este fue uno de los factores que se tuvieron en cuenta en mi candidatura. Desde la Film Comission se procura coordinar a tres departamentos y a la Cartv para apoyar a la industria y atraer rodajes a Aragón. Ahora lo haré desde la televisión, donde va a seguir creciendo la dotación económica, a través de la línea de financiación anticipada para cine, documentales y cortometrajes.

Asumió el cargo con el voto en contra del PP. ¿Es una obstáculo para su gestión?

Para mi gestión, no. Hubiera sido deseable tener el apoyo del PP como del PAR, que se abstuvo, pero soy consciente de la dificultad de lograr el consenso en un Parlamento tan fragmentado. En el consejo de administración de Cartv están representados todos los grupos de las Cortes y, después de haber celebrado dos reuniones, solo puedo decir que hacen su trabajo y facilitan el mío. No noto diferencias.

¿Cuáles son sus objetivos?

Teniendo en cuenta que tengo un año por delante (su mandato expirará con la legislatura), tengo que impulsar los proyectos en marcha y cumplir otros a corto plazo.

¿Puede concretar?

En primer lugar, sacar adelante el contrato-programa, la hoja de ruta de la Corporación a tres años. Cuando llegué estaba bastante avanzado y espero que podamos firmarlo en próximas fechas. Otro hito esencial es culminar la negociación del convenio colectivo y lograr que el clima laboral sea bueno, a lo que dedico tiempo y esfuerzo. Es lógico que una de las preocupaciones de la dirección sea cómo lo viven nuestros trabajadores y los de las empresas que trabajan para nosotros. Y el tercer proyecto en el que estamos inmersos es la transformación digital, porque nuestros contenidos se consumen ya de forma exponencial por medios digitales.

Una de las reivindicaciones es convertir en plantilla fija a los trabajadores de las contratas. ¿Entra en sus planes?

No lo he planificado, aunque sí deberemos abordar en los próximos meses los nuevos pliegos para adjudicar los informativos y los contenidos. Y en esos pliegos vamos a trabajar con la experiencia de doce años, siendo muy escrupulosos en el cumplimiento del marco legal.

Pero el modelo seguirá siendo el mismo, con una plantilla reducida en Cartv.

La suficiente para mantener el corazón del negocio y buscar el apoyo de empresas que nos ayuden a completar los contenidos.

Su antecesor dijo que el principal reto era la transformación digital. ¿Cartv está preparada?

Sí.

Es rotunda.

Hay un magnífico equipo de profesionales y unos contenidos de calidad, que son los puntos de apoyo de cualquier medio de comunicación digital. Solo nos falta organizarnos para abordar el reto y orientar bien la inversión en tecnología. Ya estamos analizando el 5G, pero la tecnología es el medio.

Aragón aporta unos 50 millones al año a Cartv. ¿Son rentables la televisión y radio aragonesa?

La rentabilidad de un servicio público se debe medir siempre comprobando si se cumplen los objetivos para los que nos han creado.

¿Y los cumplen?

Sí. Hay un seguimiento permanente, aparte de someternos a los controles administrativos.

¿Cómo se mide?

Pasamos una evaluación anual sobre pluralidad, cercanía y atención a la diversidad, entre otros indicadores cualitativos. Y en el portal de transparencia está absolutamente todo, por lo que los ciudadanos pueden saber en qué se invierten los recursos.

¿Qué sentido tiene mantener una televisión aragonesa en los tiempos de la globalización?

La globalización la hace más necesaria que nunca. Tenemos acceso a información en tiempo real de todo el mundo, pero alguien debe contarte lo que ocurre cerca de ti, lo que te afecta en el día a día. Si no existieran los medios de comunicación locales, todo eso se perdería porque nadie lo contaría.

¿Tiene previsto cambiar el modelo de gestión?

Se eligió hace doce años un modelo rompedor, basado en la colaboración con empresas de la comunidad autónoma, y sigue siendo válido. Lo han seguido otras televisiones y ha pasado una crisis, pero evidentemente debe evolucionar y adaptarse al marco legal.

El 80% de la inversión se queda en el sector audiovisual aragonés. ¿Hasta qué punto depende de Cartv?

Muchísimo. En el sector hubo un antes y un después de la puesta en marcha de la Corporación. Se ve muy claro cuando vas a autonomías que no tienen una televisión pública para tirar del sector. En el caso de Aragón, Cartv y las empresas que trabajan para ellas representan mucho más del 50% del empleo y la producción aragonesa audiovisual. La dependencia y la responsabilidad son enormes. Y lo tomo como una oportunidad, porque el potencial de apoyo no está agotado. Ni mucho menos.

La televisión a la carta se está imponiendo en los hogares. ¿Qué capacidad tiene para adaptarse a la demanda?

Los retos de dimensión queremos abordarlos con otras autonómicas a través de la Forta. Tenemos una web que permite dar contenidos a la carta, pero el gran reto es disponer de una gran plataforma que permita competir con las de pago. No lo estamos haciendo solos, porque hay un proyecto liderado por Mediaset y Atresmedia, al que se ha sumado TVE, y en la Forta, cuya presidencia tenemos ahora, estamos trabajando para integrarnos. Es el futuro para la TDT.

Las televisiones públicas europeas se plantean crear una plataforma para plantar cara a fenómenos a servicios como Netflix. ¿Habría que sumarse?

Estamos empezando con la plataforma nacional para compartir primeros contenidos. Vamos paso por paso.

¿Y tiene fecha?

No se la puedo dar aún porque está en pruebas y no lideramos el proyecto. Lo bueno es que permitirá ver nuestra televisión fuera de Aragón.

Etiquetas
Comentarios