Despliega el menú
Aragón

El Salud aragonés investiga la presunta filtración del test de una oposición médica

Un trabajador del propio servicio de la DGA en un hospital de Zaragoza podría haber accedido a las redes informáticas en las que se custodiaba el ejercicio.

Oposiciones de Enfermería en Zaragoza. Imagen de archivo
Oposiciones de Enfermería en Zaragoza. Imagen de archivo
Toni Galán

El Servicio Aragonés de la Salud (Salud) ha abierto una investigación interna para tratar de esclarecer una posible filtración de un examen de oposición para cubrir 7 plazas de Nefrología, al que concurrieron medio centenar de aspirantes admitidos y que solo han aprobado 19. Las indagaciones se centran en la presunta implicación de un trabajador del propio Salud en un hospital público de Zaragoza, que por su puesto laboral podría haber accedido al sistema de redes informáticas donde se custodiaba el ejercicio.

Además, este  mantiene  una relación directa con una las opositoras, aprobada con la mejor nota, por lo que en principio se piensa que la filtración puede ceñirse en exclusiva a esta persona y no al resto de los candidatos. En cualquier caso, este extremo queda a expensas de los resultados de las diligencias incoadas y, por lo tanto, está en el aire si una eventual anulación de la prueba podría tener carácter general o solo individual. De confirmarse finalmente la filtración con la implicación de este empleado del Salud, no se descarta que el caso acabe en la Fiscalía o en los tribunales ordinarios de justicia.  

Según ha podido saber Heraldo.es, las alertas saltaron entre los propios miembros del tribunal examinador, al comprobar que una de las aspirantes había acertado 108 de las 110 preguntas del test  (las 100 ordinarias, más otras 10 de reserva para eventuales anulaciones o impugnaciones entre las primeras). Se da, además, la circunstancia de que las dos únicas preguntas falladas por esta persona son  justo las que un examinador había decidido cambiar poco antes del examen. Una vez realizado, se atendieron también impugnaciones a cuatro preguntas que fueron reemplazadas por las cuatro primeras de reserva.

Tras reparar en esta coincidencia y en que la nota resultante era llamativamente alta, fuera de los valores normales de probabilidad, el tribunal se reunió para estudiar el caso.  Posteriormente, al menos uno de sus integrantes puso oficialmente los hechos en conocimiento del Departamento de Salud de la DGA, que ha abierto la investigación que concluirá en los próximos días.

De momento, solo ha trascendido que el examen investigado ha obtenido una puntuación de 97 sobre 100, con la que se da por hecho que la opositora tiene prácticamente garantizada una de las siete plazas ofertadas, incluso antes de que se valoren los méritos de cada uno de los aprobados que han pasado a la fase final de concurso. La diferencia entre esta primera nota y las otras cinco siguientes es realmente significativa: del 86 de la segunda y el 82 de la tercera, a los 70 del sexto mejor ejercicio.   

Estas oposiciones, que forman parte del gran paquete de oferta pública de empleo lanzado en los últimos años por el Gobierno aragonés, se realizaron el pasado abril. Al mes siguiente, en mayo, el Salud hizo pública la lista definitiva de aspirantes aprobados. En estos momentos, se está en fase de valoración de méritos para la asignación de definitiva de las plazas. Una espera a la que la indagación administrativa de las presuntas irregularidades va a añadir gran tensión e incertidumbre entre los aspirantes finalistas.

Etiquetas
Comentarios