Aragón

Aragón, un país de montañas

Benasque, naturaleza al alcance de la mano

Un paraíso paisajístico cargado de historia y de belleza natural que cautiva al visitante. Elige tu excursión por el Parque Natural Posets-Maladeta.

Profundos valles, elevados picos, ríos, prados, bosques... delante de los ojos
Heraldo

El valle de Benasque está situado en la parte más oriental de Aragón, entre los valles de Arán (Lérida) y Gistaín. Un destino turístico de primer orden desde donde disfrutar de la naturaleza en todas las épocas del año.

La villa de Benasque es la capital histórica del valle, con variada infraestructura hotelera y todo el encanto de la arquitectura popular pirenaica. En su parte antigua, en torno a la plaza Mayor y la del Ayuntamiento, hay ejemplos como la señorial casa Faure; el propio ayuntamiento; casa Juste, una casa fuerte con torres y almenas; o el palacio de los condes de Ribagorza, del siglo XV. Escudos heráldicos, vestigios renacentistas y arcadas góticas llenan el casco antiguo.

En Benasque se encuentra el centro de visitantes del Parque Natural Posets-Maladeta, con una exposición permanente que recoge sus cuatro grandes ambientes: roca, hielo y nieve; pastizales y praderas; bosque de alta montaña y valles habitados.

Porque el valle de Benasque es un destino de altura, el reino de los tresmiles. El Parque Natural Posets-Maladeta, techo de los Pirineos, es un conjunto montañoso con el mayor número de cimas de 3.000 metros de altitud de toda la cordillera. Profundos valles, elevados picos liderados por el Aneto, ríos, prados, bosques... ante los ojos. Situado en el extremo norte del valle, el parque ofrece al visitante 33.440 hectáreas de naturaleza donde descubrir 13 glaciares, 95 ibones y un sinfín de cascadas de gran belleza.

Abanico de excursiones

Por la zona pueden realizarse multitud de excursiones. Como la que conduce al refugio de Estós por el valle del mismo nombre. Por el camino nos encontraremos con la cabaña del Turmo, una antigua cabaña de vaqueros recientemente rehabilitada que inspiró una popular canción de Celtas Cortos. O la larga caminata hasta el pequeño ibón de Batisielles. O las propuestas que parten desde el Hospital de Benasque hasta el refugio de la Renclusa o el Forau de Aigüallut, donde desaparece el río para aparecer nuevamente en el valle de Arán. O la ruta que atraviesa el bosque de Es Felegás. Del pueblo de Eriste sale un recorrido que asciende a la cascada de Espigantosa, camino del frondoso valle de Eriste.

Deporte

En julio (este año del 20 al 22), recorren estos parajes los miles de corredores que participan en la mayor fiesta de carreras por montaña, la Gran Trail Trangoworld Aneto Posets. Corredores de todos los rincones de España y parte de Europa, participan en el mayor evento de carreras por montaña a nivel nacional, en torno al Aneto.

La mejor manera de ver todas las cumbres del parque, desde el Aneto hasta el Posets, es utilizando el telesilla que sale del Ampriu, lugar al que se llega a través de la estrecha carretera asfaltada que parte del pueblo de Cerler.

En invierno, y también entrada la primavera, Cerler es una estación de esquí ideal tanto para disfrutar del esquí en familia como para esquiadores expertos, con descensos de más de 700 metros de desnivel. Un lugar donde aprender y perfeccionar la técnica por la variedad de niveles de las pistas y la calidad de la nieve, pues la altitud a la que se sitúan la mayor parte de los recorridos hace que Cerler cuente con nieve polvo muchos días de la temporada.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios