Aragón

Los empleados Aragón, entre los que más poder adquisitivo han perdido desde 2008

Los aragoneses se encontrarían en tercera posición junto a catalanes y murcianos.

Los empleados Aragón, entre los que más poder adquisitivo han perdido desde 2008

Todos los trabajadores españoles han perdido poder adquisitivo durante la crisis, con los aragoneses en tercer lugar, junto a catalanes y murcianos, en cuanto a pérdida de poder adquisitivo desde el inicio de la crisis económica en 2008, un 12,6%.

Los empleados canarios son los que menos poder de compra han perdido porque, a pesar de que han experimentado un incremento del coste de vida del 5,5%, también han visto sus salarios caer solo un 0,4% entre 2008 y 2016, dejando bastante mermada su pérdida de poder adquisitivo.

En general, los trabajadores españoles vieron que sus salarios se redujeron un 1,4% en este periodo, según los datos que proporciona el índice de precios del trabajo (IPT) que ha publicado esta semana el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, el coste de la vida ha ido en aumento y, según el índice de precios de consumo (IPC), la inflación registró un incremento del 9,4% entre diciembre de 2008 y diciembre de 2016.

Ambos indicadores reflejan que los trabajadores españoles experimentaron una pérdida de poder adquisitivo del 10,8% durante la crisis.

En la cima del ránking se sitúan los trabajadores asturianos, cuyos salarios se recortaron el 3,7% durante la crisis, mientras que la inflación acumulada en la región ascendió al 9,3%. A continuación, entre los que más poder de compra han perdido son los empleados madrileños (13%), y aragoneses, murcianos y catalanes (los tres con un 12,6%).

En concreto, las personas que trabajan en la capital son los que mayor devaluación salarial han sufrido, con un descenso del 4% entre 2008 y 2016, a lo que se suma un alza de los precios de consumo del 9%.

Junto a Canarias, País Vasco es la región donde menos poder adquisitivo han perdido los trabajadores (un 6%), debido a que aunque la vida de los vascos se ha encarecido un 10,1%, sus salarios son los que más han crecido durante la crisis, un 4,1%.

Además de en País Vasco, solo han visto revalorizarse sus salarios los gallegos (1,2%), baleares (1,1%) y navarros (0,4%), mientras que en el resto de regiones los trabajadores cobran menos que antes de la crisis.

Los que más han sufrido una devaluación de sus sueldos han sido, además de los madrileños, los asturianos (3,8%), aragoneses (3,8%) y murcianos (3,7%), por encima de los trabajadores de otras regiones como Extremadura o Castilla-La Mancha.


Por debajo de la media nacional se sitúa la devaluación salarial experimentada en Cataluña, Cantabria, La Rioja, Canarias y Castilla y León.

Sin embargo, la inflación durante el periodo no ha sido la misma en todo el territorio nacional y ha oscilado entre la subida del 11,4% de los precios en Cataluña y la del 5,5% de Canarias.

Para los sindicatos, la caída del poder adquisitivo de los trabajadores refleja de manera muy clara la falta de correlación que existe en el mercado laboral entre el crecimiento económico y la bonanza empresarial y el aumento de los salarios.

Según UGT, esto se debe esencialmente al desequilibrio de fuerzas existente en la negociación colectiva y en el gobierno de las relaciones laborales a favor de las empresas, y que proviene de la reforma laboral de 2012.

CC. OO., por su parte, considera que las empresas no financieras no solo están recuperadas de la crisis, sino que se encuentran en una situación más boyante que durante la etapa de bonanza anterior y se han desendeudado.

Etiquetas
Comentarios