Despliega el menú
Aragón

El nuevo Plan de Caza retrasa el inicio de la temporada y previene la peste porcina

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha publicado en el Boletín Oficial de Aragón el texto.

Estampa de caza en los montes aragoneses.
Estampa de caza en los montes aragoneses.
HA

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha hecho público, a través del Boletín Oficial de Aragón, el Plan General de Caza para la temporada 2018-2019. Entre las novedades, destaca que se retrasa la fecha de inicio y cierre de la temporada de caza menor, con objeto de “adaptar su periodo hábil a las subidas de temperatura que se vienen registrando en los últimos años”.

De esta forma, la campaña se desarrollará entre el 21 de octubre y el 27 de enero, periodo ajustado a las pretensiones de un colectivo que hace tiempo que reclama medidas preventivas para paliar los efectos de la sequía que se dan a final de verano y comienzo del otoño.

En referencia al conejo, que se podrá matar “desde el segundo domingo de agosto hasta el 1 de abril”, el nuevo plan incorpora controles poblacionales -caza nocturna con arma de fuego sin perros o en madrigera con hurón acompañado de red y/o escopeta- que buscarán reducir los daños agrícolas durante todo el año.

Además, la normativa contempla variaciones en la captura de la tórtola y el zorzal. El periodo hábil de la primera de estas especies arrancará el 21 de agosto y durará hasta el tercer domingo de septiembre; el zorzal, al igual que el estornino pinto, se podrá cazar entre el tercer domingo de octubre y el 10 de febrero.

Y en el caso de las capturas diurnas del ciervo y del gamo, el texto “se adecúa a los territorios en los que estas especies provocan mayores daños agrarios”. En la provincia de Huesca, Candasnos, Fraga, Peñalba y Torrente de Cinca permiten esperas al ciervo entre el 1 de abril y el primer domingo de junio. Los términos municipales de Bierge y Casbas de Huesca hacen lo propio con el gamo.

En Teruel, Albarracín, Frias de Albarracín, Calomarde, Moscardón, Terriente, El Vallecillo, Toril y Masegoso, Jabaloyas y Royuela permiten esperas diurnas tanto al ciervo como al gamo. Zaragoza, por su parte, tiene a Caspe y Mequinenza como únicas localidades que aprueban que se hagan esperas de día.

Atentos a la peste porcina

Para la prevención y control de determinadas epizootías, especialmente la peste porcina africana, el nuevo plan de caza establece que los periodos hábiles para la caza del jabalí en determinados cotos, municipios o comarcas puedan modificarse “por resolución del director general con competencias en materia de caza”.

Etiquetas
Comentarios