Despliega el menú
Aragón

Caspe regresa hasta el año 1412 para revivir el Juramento de los Compromisarios

El pregonero, José Luis Corral, destaca la importancia histórica del municipio.

Las farsas, como esta del barrio de San Roque, cautivaron al público.
Las farsas, como esta del barrio de San Roque, cautivaron al público.
Mª C. Ribó

Cientos de caspolinos y visitantes, acompañados por un fuerte calor, asistieron este sábado a la conmemoración del seiscientos seis aniversario del Compromiso de Caspe. La celebración, declarada desde 2004 fiesta de interés turístico de Aragón y que se celebra desde hace 20 años, contó con el escritor de novela histórica José Luis Corral como compromisario de honor, quien con su pregón dio inicio a los actos.

El hecho histórico de la sentencia del Compromiso de Caspe puso los cimientos de lo que después sería España con la elección del rey que iba a ceñir la Corona de Aragón. Terminó con dos años de interregno después de que Martín I el Humano falleciera sin designar heredero y que, contrariamente a lo que era habitual en la convulsa Edad Media, no se dirimió por el uso de las armas sino por el derecho y el diálogo. Un suceso que da apellido a Caspe y del que sus habitantes se sienten muy orgullosos.

Corral, profesor de la Universidad de Zaragoza, premio de las Letras Aragonesas 2017 y un referente de la moderna novela histórica, se mostró muy orgulloso por ser compromisario de honor. Su texto dirigido al pueblo se basó en tres principios: la resolución de los conflictos mediante la palabra, la modernidad del Compromiso y la importancia histórica de Caspe.

Tras este acto, la fiesta se trasladó a las calles y los barrios donde cientos de caspolinos vistieron sus trajes medievales y participaron en las cerca de cien actividades que se suceden durante el fin de semana: mercadillo, representaciones, animación callejera, a lo que se unen tascas y tabernas ubicadas en casonas y que solo se abren durante este fin de semana como es la Casa Bosque, centro de diversas actividades. Una de las novedades vino de la mano de la compañía Almogávar, quien creó un árbol de los deseos que ardió en la madrugada de este sábado. Los epicentros de las actividades fueron principalmente dos: los Jardines Norte de la Colegiata (sede de los talleres) y la glorieta de José Besteiro, donde se recrearon los gremios y oficios del siglo XV.

El teatro, principal protagonista

Si hay un imprescindible en esta fiesta son las farsas, pequeñas obras de teatro interpretadas por los propios vecinos de carácter cómico y picante. De las seis farsas previstas en el programa, cuatro son completamente nuevas y están basadas en hechos reales en torno al Compromiso o a la propia historia de Caspe.

Pero el acto central fue la representación ‘El Compromiso de Caspe: la elección de un Rey 3.0. Lo que jamás nos contaron sobre el Compromiso’, obra escrita por Darío Español, dirigida por Pablo Lagartos e interpretada por vecinos del municipio en la escalinata de la Colegiata, el lugar en el que el 28 de junio de 1412 San Vicente Ferrer proclamaba el resultado del cónclave por el que Fernando de Trastámara era proclamado rey de la Corona de Aragón. De la vestimenta se encargó la Asociación Caspolina Histórica Vestimentum, que estudia y confecciona trajes del siglo XV.

Etiquetas
Comentarios