Aragón

Más de un centenar de actores reviven el Compromiso de Caspe

Se trata de uno de los actos principales del fin de semana que representa uno de los diez hitos más importantes de la historia medieval de España.

Recreación del Compromiso de Caspe.
Más de un centenar de actores reviven el Compromiso de Caspe

Hace 606 años la localidad de Caspe albergaba uno de los hechos históricos más importantes del momento y que cambiaría el curo de los acontecimientos. Corría el año 1412 cuando se estableció el pacto entre representantes de Aragón, Valencia y Cataluña para elegir al nuevo rey tras la muerte sin descendencia de Martín I el Humano. Este episodio supuso la entronización de Fernando de Antequera, un miembro perteneciente a la dinastía castellana de los Trastámara, en la Corona de Aragón.

Esta conmemoración, catalogada de Fiesta de Interés Turístico de Aragón y que arranca este viernes 29 de junio, tendrá el sábado por la noche uno de sus actos centrales: la representación teatral a cargo de HPLab History & Development, spinoff de la Universidad de Zaragoza que trabaja en un nuevo concepto de gestión del patrimonio histórico.

Para ello, un equipo de profesionales y más de un centenar de actores y figurantes, la mayoría locales, han trabajado durante meses en las escenas historias que invadirán  las calles y plazas de Caspe. “El vestuario y las panoplias –armaduras- los muebles, el lenguaje e incluso las habilidades que desempeñarán los intérpretes son totalmente reales. Para hacer viajar al espectador a la época del Compromiso, primero hay que hacer viajar a los actores”, explica Darío Español, director de la XXI Conmemoración del Compromiso de Caspe y profesor de Didáctica de la Historia y el Patrimonio Área de Didáctica de las Ciencias Sociales.

En opinión del experto, en la actualidad los aragoneses no valoramos estos hechos como se merecen, ya que no se les da la importancia que en su momento tuvieron. “Supuso un hito genuino y único en Europa, una anomalía del feudalismo occidental bajomedieval que solo puede explicarse por la propia genuinidad jurídica y política de los reinos de la Corona de Aragón, fruto de lo que la historiografía aragonesa ha definido como pactismo”, rememora Español.

Estos hechos, catalogados como uno de los diez hitos más importantes de la historia medieval de España, al mismo nivel que la batalla de las Navas de Tolosa o la Conquista de Toledo; no solo supusieron un cambio de dinastía al frente de la Corona, sino que se anticiparon al cambio de ciclo que llegaría años después con el Renacimiento: “El Compromiso de Caspe fue el triunfo de la palabra, pero también el triunfo de una nueva era, de un cambio de paradigma político, social e ideológico”.

Y, asegura, de no haber sido así, hoy todo podría ser completamente diferente: “de ser la elección otra, no hablaríamos esta lengua, no tendríamos el régimen jurídico que tenemos, ni viviríamos en un país que se llama España…”.

Sin duda, otra de las patas fundamentales del proyecto son los vecinos de Caspe. “Creemos que los papeles deben de ser interpretados por caspolinos, que han de mostrar a la población que fueron ellos quienes eligieron al nuevo rey”, asevera Español. De esta parte es de la que se encarga el director artístico del evento, Pablo Lagartos, que asegura que ha sido “una labor sencilla” ya que todo el municipio se vuelca, año tras año, en sacar adelante el proyecto.

“Llevan mucho tiempo participando en la conmemoración y son un equipo bien engrasado aunque hemos invertido muchas horas de trabajo durante más de dos meses para garantizar que todo salga perfecto”, explica. En su opinión, la labor de esta recreación histórica no es otra que poner en valor unos hechos muy interiorizados para la gente de Caspe: “nuestro objetivo es que poco a poco trascienda de lo local a lo nacional”.

Protagonistas: la gente de Caspe

Año tras año, y aunque los hechos siempre son los mismos, se modifican ciertos detalles. “Cambian algunas escenas, y el envoltorio, cada vez más cuidado para dar lustre a la representación”, indica. Sin embargo, para Lagartos, uno de los hechos diferenciadores radica, precisamente, en los vecinos de Caspe: “Cada uno de ellos ha arañado su tiempo libre para ofrecérselo al Compromiso. Noches, mañanas, mediodías intensos y muchas horas de esfuerzo compaginando sus quehaceres diarios, familias y el exigente trabajo como actores y actrices”.

Y, tras las bambalinas, se encuentra un gran equipo formado por personas de producción, vestuarios, iluminación, sonido, dirección artística y coordinación de farsas, así como un nutrido grupo de voluntarios locales. Ana Sanagustín, regidora del evento, es la encargada de asegurar que todo el mundo ocupe el lugar que le corresponde durante la representación. “Somos profesionales acostumbrados a organizar grandes eventos y Caspe, su gente, nos facilita mucho la labor, es su entusiasmo el motor de nuestro trabajo”, explica.

Además, en este caso cuentan con otra peculiaridad: los escenarios son espacios reales del pueblo. “En el mismo escenario natural donde ocurrieron los hechos, el mismo donde fray Vicente Ferrer anunció la decisión de los Compromisarios de nombrar rey a Fernando de Antequera tras tres años sin monarca: La Colegiata de Santa María la Mayor de Caspe” concluye.

Etiquetas
Comentarios