Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Lambán exige a los ministros que ejecuten todas las inversiones para Aragón de 2018

El presidente responde a la orden del PSOE de votar en el Congreso contra las enmiendas del PAR.

Lambán anuncia un proyecto para convertir el Ebro en un eje de desarrollo en torno al agua
Javier Lambán, presidente de Aragón.

El presidente del Gobierno autonómico y secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, admitió ayer que la decisión del grupo parlamentario socialista del Congreso de votar en contra de aumentar en 137,6 millones las inversiones para la Comunidad en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 "no fue acertada y no la puede "compartir", aunque dijo que la "respetaba" y negó que hubiera conflictos en el partido, en el grupo y entre ambos ejecutivos. Javier Lambán declaró que se alegra "de que las enmiendas salieran adelante" y añadió que "ahora lo importante es que se agilicen los proyectos", por lo que exigió a "todos los ministros" del Ejecutivo de Pedro Sánchez que "empiecen a ejecutar ya el total de las inversiones para Aragón" de este año, que ascienden a 574,5 millones (incluyendo el FITE).

En un acto en San Esteban de Litera (Huesca), el presidente declaró que "hay poco tiempo para ejecutar los presupuestos estatales para 2018, por lo que es importante gestionar con agilidad. Y yo confío en este Gobierno y en sus ministros". En este sentido, criticó al anterior Ejecutivo del PP y aseveró que "solo con que se avance en la ejecución de las partidas que están en los presupuestos, ya habremos dado un paso de gigante respecto a los ritmos de la etapa de Rajoy".

Lambán reconoció que había solicitado a la dirección del grupo que controla Adriana Lastra y en la que está la zaragozana Susana Sumelzo que se abstuviera o apoyara las mejoras introducidas en el Senado por el PAR y respaldadas por el PP, y que contaron con el voto a favor en el Congreso de PP, Podemos y Ciudadanos y con la abstención de Compromís a propuesta de CHA.

Tampoco se opusieron a las enmiendas los principales grupos que apoyaron a Pedro Sánchez en la moción de censura, por lo que el PSOE fue el único que votó en contra de las 25 iniciativas aragonesistas que salieron adelante (solo dos fueron rechazadas). Las mejoras para Aragón provienen de cambios en partidas genéricas y no afectan a inversiones en el País Vasco u otras autonomías. Por lo que la intransigencia del PSOE desconcertó a los suyos y a los demás partidos de la Cámara Baja.

La dirección del grupo rechazó la petición del PSOE-Aragón y de los diputados aragoneses de abstenerse, o bien romper la disciplina de voto como gesto, ante el cambio del resto de las formaciones. Sí que hubo dos aragoneses de Podemos (Jorge Luis Bail y Pedro Arrojo), que apoyaron una propuesta sobre el eje Cantábrico-Mediterráneo en la que su grupo se abstuvo.

Se da la circunstancia de que tanto Lastra como Sumelzo rompieron la disciplina de voto cuando el PSOE decidió abstenerse en octubre de 2016 para dejar que Rajoy saliera elegido presidente del Gobierno tras la crisis interna del partido y pagaron 600 euros cada una por ello. Ayer, Sumelzo, que estaba en Barbastro en un acto de la UNED y pese a ser diputada por Zaragoza, se negó a valorar la negativa del grupo a la petición de Lambán y de los aragoneses: Óscar Galeano (Zaragoza), Ignacio Urquizu (Teruel) y Gonzalo Palacín (Huesca), portavoz socialista en la Comisión de Economía, miembro de la Diputación Permanente y representante de la provincia que más se beneficia de la mejora de inversiones para el ejercicio de 2018, si se ejecutan como confía el presidente.

No obstante, Lambán cerró filas con el Gobierno, con el partido y sobre todo con Pedro Sánchez. Justificó lo sucedido argumentando que el "grupo consideró que había que ser coherente con el discurso del presidente en la moción de censura, en el que se comprometió a respetar los presupuestos que había aprobado el Congreso" y, por lo tanto, "rechazar los cambios del PP en el Senado, porque su intención era enfrentar a los grupos que apoyaron a Pedro Sánchez". Lambán admitió que, a la vista del resultado, "la decisión no estuvo acertada", pero reiteró que el error "no tiene nada que ver con descoordinación o problemas entre ambos gobiernos, las ejecutivas del partido o en el grupo parlamentario del Congreso".

También el secretario de Organización del PSOE-Aragón, Dario Villagrasa, defendió la "excelente relación y el contacto directo para actuar sobre aspectos fundamentales de Aragón" que hay con el Ejecutivo de Sánchez, con el que la Comunidad "es más fuerte y tiene más peso en España", aunque no se haya reflejado en esta ocasión. Tras criticar la "circunstancia extraña" que ha permitido al PARlograr 137,6 millones más, Villagrasa destacó que "Lambán siempre ha antepuesto los intereses de Aragón" y ratificó que el PSOE regional vigilará el grado de ejecución del presupuesto.

Obligación "llevada al extremo"

El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, consideró una obligación "llevada al extremo" el voto en contra de los socialistas. Declaró que "hubiera visto con mejores ojos una abstención del PSOE", aunque a renglón seguido matizó que las cuentas son "menos importantes" que la liquidación presupuestaria. "Lo más importante es ejecutar el presupuesto, y estamos acostumbrados a ver que se consigna un dinero en Madrid para el ferrocarril o carreteras que luego no se ejecuta", concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión